El ‘banco malo’ prepara cuatro nuevas carteras para mayoristas

La nueva tasación impuesta por Linde amenaza con dejar sin beneficios a Sareb

La presidenta de Sareb, Belén Romana.
La presidenta de Sareb, Belén Romana.

Que las provisiones que haya que hacer se coman el beneficio está dentro de lo probable”, admiten fuentes cercanas a Sareb sobre el efecto que tendrá para la sociedad el último borrador de circular elaborado por el Banco de España que le obliga a volver a tasar su carga, activo por activo, y a dotar las diferencias de valoración encontradas.

Un texto al que Sareb pretende presentar alegaciones –tiene hasta el sábado– pero en el que desde la propia sociedad admiten que será difícil “cambiar la filosofía” de fondo. Algo que, ya nadie esconde, preocupa y mucho, en la firma presidida por Belén Romana.

Sareb, después de todo, obtuvo un resultado negativo de 261 millones de euros en su primer año de vida después de que el Banco de España le obligara a provisionar 259 millones por su cartera de préstamos participativos, una de las más problemáticas.

Ahora que está en juego el valor real de toda su carga, que se retasará paulatinamente en tres años, las nuevas provisiones amenazan seriamente los 63 millones de euros de beneficio previstos para 2014 en el plan de negocio original, los 140 millones de 2015 e incluso los 198 esperados para 2016.

Desde el entorno de Sareb aseveran, de hecho, que tras conocer la dotación impuesta sobre el ejercicio 2013, la posibilidad de entrar en beneficio este año quedó en el aire en la última revisión del plan de negocio. El impacto concreto, en todo caso, está por ver.

“La gran preocupación es que el descuento con el que le fueron traspasados los activos no fuera suficiente”, resumía ayer el presidente de APCE, la patronal de promotores inmobiliarios, José Manuel Galindo, planteando incluso que Sareb podría “necesitar más capital”. Desde el entorno de la firma, que cuenta con 4.800 millones en recursos propios, esperan que no haga falta.

El varapalo al beneficio, en todo caso, le llega a la sociedad en un momento relativamente dulce. La sociedad está ya plenamente operativa, vende unos 40 pisos diarios y prevé mejorar su marca readjudicando la comercialización de sus activos.

El fuerte interés que despierta la carga de activos de Sareb entre el capital internacional quedó patente ayer cuando su directora de relaciones con inversores, Marta Gómez, quedó literalmente rodeada por un buen puñado de hombres trajeados pugnando a la vez por entregarle su tarjeta de presentación y “robarle 30 segundos” tras su intervención en el foro “Fondos internacionales en el mercado inmobiliario español”

Gómez, cuya intervención era, en boca de no pocos de los asistentes, una de las más esperadas de la jornada, aprovechó la oportunidad de dirigirse a varias decenas de grandes inversores para anunciar que Sareb está ultimando el lanzamiento de varias carteras nuevas dirigidas al público mayorista. Concretamente, según pudo saber este diario, el banco malo prepara al menos cuatro nuevos proyectos de los que varios se empezarán a comercializar antes de verano.

De un lado, Sareb trabaja en un paquete de viviendas en alquiler, uno de los mercados con “más posibilidades de crecimiento” en palabras de Gómez, dado el reducido porcentaje de arrendatarios que hay en España frente a otros países de su entorno.

Otro de las carteras estaría centrada en hoteles, ya sea incluyendo los inmuebles como tal o deuda que tenga por garantía colateral este tipo de establecimientos.

El proyecto más avanzado de momento es la cartera Corona, un paquete que contaba inicialmente con siete edificios de oficinas situados en Madrid que se redujo a cuatro ante la falta de interérs por parte de los postores y que ahora pasan a estar integrados en un Fondo de Activos Bancarios (FAB), un instrumento de inversión en el que de momento Sareb mantiene el 100% y en el que aspira a ir dando entrada a nuevos inversores.

Finalmente, la sociedad que preside Belén Romana tiene previsto repetir la experiencia del proyecto Crossover, una partida de 350 millones de euros en solares sobre la que cada postor podía elegir paquetes de entre cinco y 100 millones bajo un descuento de hasta el 38,5%. Buena parte de la cartera, que ha comercializado la consultora Aguirre Newman, estaría a punto de adjudicarse, según fuentes cercanas a la sociedad, con lo que la firma prevé repetir el mismo planteamiento para nuevos lotes de suelo, a priori, y puede que para otro tipo de activos en el futuro.

.