La City

La crisis engorda

Más pobres y más obesos. Así se encuentran los ciudadanos en los países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) tras la crisis, según un estudio de dicho organismo. La falta de recursos provoca una disminución del gasto de las familias en comida sana y un viraje de la dieta hacia la comida basura. Lo que acaba por tener consecuencias sobre la salud que la OCDE califica de “dramáticas”, como la diabetes, enfermedades del corazón y cáncer. En países como México, Nueva Zelanda y EEUU, más del 33% de la población es obesa. En España tiene esta condición uno de cada seis adultos, mientras más de uno de cada dos padece sobrepeso, con un aumento en los últimos cinco años que, aunque inferior a lo previsto, resulta apreciable.