La subasta de los edificios de la empresa de sellos quedó desierta

Afinsa venderá sus inmuebles al mejor postor tras fracasar la subasta

Policías en la sede de Afinsa, el 6 de julio de 2006.
Policías en la sede de Afinsa, el 6 de julio de 2006.

La subasta de inmuebles de Afinsa organizada esta semana por la administración concursal de la empresa de sellos intervenida por el Gobierno en 2006 ha quedado desierta. Nadie presentó una oferta el miércoles por los activos subastados: un edificio en Aranjuez, con un precio de 5,3 millones; inmueble en Toledo, 0,9 millones; edificio en Cuenca, 0,3 millones; edificio en Madrid, calle Villanueva 38,6 millones de precio de salida; edifcio en Motilla de Palancar, 0,16 millones; edificio en Zaragoza, calle Paseo Sagasta, 1,2 millones de euros.

Ahora la administración concursal de Afinsa tratará de vender los activos al mejor postor, sin organizar una subasta con precios mínimos fijados como hasta ahora, explicaron fuentes que han participado en la operación. Previsiblemente los administradores nombrados por el juez en el concurso necesario de la compañía, con un pasivo de 2.443,7 millones de euros, contratarán una consultora para vender los activos.

El proceso de liquidación de Afinsa se inició en el año 2009. La elevada cantidad de afectados (más de 100.000 españoles que compraron los sellos de la empresa) y la cantidad de activos que hay que liquidar (cientos de miles de sellos, inmuebles, monedas, obras de arte...) está provocando que el proceso se alargue sin visos de que algún día pueda llegar a concluirse.

Según el último informe de liquidación enviado por la administración concursal al juez, hasta ahora se ha logrado recuperar 45,6 millones de euros. La mayor parte de esa cantidad proviene de la venta de acciones de Spectrum, la compañía estadounidense en la que participaba Afinsa, 39,6 millones. Por subasta de sellos, 1,9 millones; por venta de obras de arte, 1,8 millones; por obra gráfica, 12.610 euros; por venta de diamantes, 133.220 euros; y por subasta de monedas, 2,1 millones.