La demanda ha sido de 2.000 millones

Adif coloca bonos por 1.000 millones en Dublín

La emisión se cierra a un interés de 50 puntos básicos por encima del bono español

Gonzalo Ferre, presidente de Adif.
Gonzalo Ferre, presidente de Adif.

Adif, administrador de las líneas de ferrocarril en España, se ha estrenado esta mañana en el mercado de bonos con la emisión de 1.000 millones de euros en títulos a diez años. El objetivo inicial era de 600 millones de euros, pero la sobredemanda ha aconsejado elevar esa cifra. En el mercado se han demandado títulos de la empresa pública española por 2.000 millones, lo que ha sido catalogado por el Adif como "rotundo éxito".

Esta primera operación se enmarca en el programa de emisión por 3.000 millones de euros registrado en la Bolsa de Dublín.

Los fondos obtenidos irán a financiar obras del AVE y a amortizar deuda. Los libros se han abierto poco antes de las 12 de la mañana y la operación se ha cerrado en apenas dos horas.

La entidad coordinadora de la colocación es el Santander y colaboran BBVA, BNP, CaixaBank, Crédit Agricole, Deutsche Bank, Barclays, HSBC y Société Générale. La operación se ha ejecutado fuera de España, según fuentes cercanas a la operación, por las ventajas que ofrece Dublín para la emisión de renta fija.

Tal y como informó Cinco Días el pasado 15 de abril, Adif Alta Velocidad había recibido el aprobado de la agencia Fitch para comenzar a vender bonos. La nota recibida fue de triple B (grado de inversión), en línea con la del Reino de España. Moody´s da a la emisión un rating de Baa3.

Los planes iniciales del equipo que lidera Gonzalo Ferre pasan por lanzar varias emisiones para financiar inversiones y atender vencimientos de deuda. Dentro de esas previsiones cada operación iba a tener un calado de unos 600 millones.

Adif Alta Velocidad surge en diciembre de 2013 de la segregación de Adif en dos sociedades: Adif, responsable de la red convencional, subsidiada y con un 5% de la deuda del grupo, y Adif Alta Velocidad, encargada de la red del AVE cuya deuda roza los 13.000 millones.