El PIB sube el 0,8% y el 0,4%, respectivamente

Alemania acelera, Francia se estanca

Un portacontenedores en el puerto de Hamburgo, en Alemania. Ampliar foto
Un portacontenedores en el puerto de Hamburgo, en Alemania. EFE

Datos levemente opuestos en las dos grandes economías de la zona euro. El producto interior bruto (PIB) de Alemania experimentó en el primer trimestre de 2014 un crecimiento del 0,8% con respecto al último trimestre de 2013, informó hoy la Oficina Federal de Estadística (Destatis).

Con estos resultados la economía alemana dobla, impulsada por el buen tiempo, los datos obtenidos durante los últimos tres meses de 2013 cuando el PIB germano registró un aumento del 0,4%. Los datos dados a conocer hoy suponen también una aceleración de la economía germana en relación al mismo periodo de 2013, con un aumento del 2,5%, lo que supone el ascenso más fuerte de los últimos dos años.

El crecimiento provino principalmente del aumento del consumo doméstico y estatal, así como del desarrollo de las inversiones, especialmente en los ámbitos de la construcción y de los equipamientos.

Por el contrario, se frenó el comercio exterior con el descenso de los artículos exportados y un aumento de las importaciones a Alemania en comparación con el último trimestre de 2013. Además, la economía alemana registró en el primer trimestre de este año 41,7 millones de personas ocupadas, un crecimiento de 344.000 personas o un 0,8% con respecto al año anterior.

Frenazo en Francia
La economía francesa se estancó en el primer trimestre del año, tras una progresión del 0,2% en los últimos tres meses de 2013, año en que avanzó en total un 0,4%, informó hoy el Instituto Nacional de Estadística (INSEE).

Los resultados ofrecidos por el organismo nacional añadieron que la balanza exterior fue un vector que contribuyó negativamente a la evolución del producto interior bruto (PIB) en el primer trimestre (-0,2 puntos, tras +0,3 el trimestre precedente).

La producción total de bienes y servicios avanzó en ese periodo un 0,2%, mientras que la actividad en la construcción reculó un 1,5%, tras la caída del 0,3% del trimestre anterior. Bajó también el consumo de los hogares, siete décimas, hasta el -0,5%, y se contrajeron igualmente, por tercer trimestre consecutivo, las inversiones, con una caída del 0,9%, añadió Estadística.

El crecimiento nulo en este trimestre, según indicó hoy el ministro de Finanzas, consolida la voluntad del Gobierno de avanzar en las reformas iniciadas en favor del crecimiento.

No es grave, pero refuerza la política que llevamos a cabo actualmente. (...) Son las cifras del primer trimestre: Es el momento en el que el presidente de la República (François Hollande), dijo debemos profundizar porque tenemos que acelerar el crecimiento, indicó Sapin.

En el conjunto de 2013, según las cifras del INSEE, el PIB se mantuvo “débil”, con un alza del 0,4%, pero, según la revisión facilitada hoy, estuvo una décima por encima de la cantidad prevista hasta el momento.

El INSEE precisó que el consumo de los hogares remontó ocho décimas respecto al año anterior, hasta el 0,3%, mientras que las inversiones totales descendieron un 0,8%, lo que supone su primera caída desde 2009, resultado de una reducción de los gastos tanto de las empresas como de los hogares. El déficit público, por otra parte, se situó finalmente en el 4,2% del PIB en 2013, una décima menos que la calculada hasta el momento.

Sapin añadió hoy en la emisora “Europe 1” que, para el conjunto del año, es razonable esperar un crecimiento económico del 1 por ciento.

“Un 1% es la cifra que dan todos los observadores. La previsión del FMI para Francia es del 1%. Tenemos unas cifras que hacen que sea perfectamente un objetivo razonable”, indicó el titular de Finanzas.