"La economía ha continuado con la recuperación"

Guindos prevé que el PIB crecerá una media del 1,5% en 2014 y 2015

El ministro de Economía, Luis de Guindos, durante la sesión de control al Gobierno celebrada hoy en el pleno del Senado, en Madrid. Ampliar foto
El ministro de Economía, Luis de Guindos, durante la sesión de control al Gobierno celebrada hoy en el pleno del Senado, en Madrid. EFE

En el tercer trimestre de 2013, la economía española abandonó una recesión que se prolongó durante nueve trimestres consecutivos. La consecución de un avance de una décima fue interpretada con mucha cautela por parte del Gobierno, ante el temor de que la recuperación se pudiera ver truncada como sucedió entre la primera y la segunda recesión que ha vivido España desde 2008. A ese crecimiento de una décima le ha seguido otro de dos décimas en el cuarto trimestre de 2013 y el Ejecutivo ya baraja un crecimiento superior para el primer trimestre de este año. “Por primera vez desde que comenzó la crisis habrá una recuperación sostenida y una creación neta de empleo que será relativamente significativa en un periodo de dos años”, apuntó el ministro de Economía, Luis de Guindos, en un encuentro organizado por la Asociación de Periodistas de Información Económica (APIE). Una información que trasladará a finales de este mes a Bruselas dentro del plan de estabilidad que será revisado por las autoridades comunitarias y en la que se establecerá un crecimiento medio del 1,5% para este año y el que viene. “Todo indica que España ha continuado con la recuperación en el primer trimestre del año”, subrayó estableciendo diferencias con la recaída sufrida en 2011.

El mayor avance desde 2007

Guindos evitó dar las previsiones concretas de crecimiento, aunque subrayó que tanto las del Banco de España como las de los diecinueve servicios de estudios que aportan datos para el consenso de la Fundación de las Cajas de Ahorro (Funcas) van en esa línea. La institución gobernada por Luis María Linde revisó recientemente sus previsiones de crecimiento para España elevándolas al 1,2% este año y al 1,7% el que viene, lo que otorga una media de 1,45% para eso dos ejercicios. Por su parte, el consenso de Funcas prevé un avance del PIB del 1% para este año y del 1,8% para 2015, con un crecimiento medio del 1,4%.

“Por primera vez en la crisis habrá una recuperación sostenida y una creación neta de empleen dos años”

En cualquier caso, las cifras que el Gobierno remitirá a Bruselas superarán ampliamente las reflejadas en el último cuadro macroeconómico. La previsión inicial en los Presupuestos Generales de 2014 era un crecimiento del 0,5%, posteriormente revisado al 0,7% y que seguramente llegará al 1% en las estimaciones que mande a la Comisión Europea, lo que supone doblar las previsiones iniciales. Si estas cifras se cumplen y siguiendo la proyección realizada por Guindos, España podría crecer en el entorno del 2% en 2016, tal y como vaticinan el Banco de España y la gran mayoría de servicios de estudios. Una cifra que no se alcanzaba desde 2007, cuando el PIB creció un 3,5% anual.

Pero, por encima de esos datos, Guindos quiso resaltar el salto cualitativo al ser la primera salida de una recesión con un crecimiento de empleo neto. “Este escenario será la puerta de salida de la crisis en España”, a pesar de que la mejora en el empleo prevista para estos dos años es “claramente insuficiente”, ya que el nivel de partida era “terrorífico”. Las últimas previsiones del cuadro macroeconómico fijaban que el paro cerraría este año en una tasa del 27,1% este año y en el 26,7% en 2014.

Guindos prevé que el PIB crecerá una media del 1,5% en 2014 y 2015

Unas cifras que también serán revisadas a la baja, aunque Guindos admitió ayer que no será gracias precisamente a la contribución del primer trimestre. El próximo martes, el INE hace oficiales los datos de la Encuesta de Población Activa del primer trimestre, que arrojarán un balance negativo para el mercado laboral. “El primer trimestre es el peor para el empleo”, señaló Guindos. Los datos del INE avalan su tesis. Desde el estallido de la crisis en 2008, siempre se ha destruido empleo entre enero y marzo. El máximo se alcanzó en 2009 (1,4 millones de ocupados menos) y el mínimo en 2011 (242.000 puestos de trabajo destruidos). El titular de Economía avanzó que los datos de la EPA de primer trimestre también serán negativos, aunque menos malos. Para realizar ese vaticinio, Guindos valoró los datos de afiliación a la Seguridad Social, en el que ha habido una merma en el empleo en torno a 120.000 empresas.

El Ejecutivo rechaza el riesgo de deflación

El Ejecutivo rechazó ayer que en España se den las dos circunstancias que anticipan el riesgo de deflación. “No hay una caída continuada de precios (la previsión de inflación es del 0,5% y del 1% para 2014 y 2015) y no hay un retraso de decisiones de compra por parte de consumidores y de empresas. En 2014 hay un repunte de la demanda doméstica, tanto del consumo como de la inversión, con lo que España no va a entrar en deflación”, apuntó Guindos. El titular de Economía evitó las críticas al BCE por no actuar y consideró que ya ha tomado las decisiones necesarias para actuar si fuese necesario.

Menos deuda y déficit por cambios en el PIB

La Unión Europea modificará en septiembre el método de cálculo del PIB y obligará a contabilizar las partidas de I+D y de Defensa como inversión en lugar de como gasto. El cambio metodológico, tal y como avanzó Guindos, servirá para aumentar el PIB de España y el del resto de socios europeos. También avanzó que la revisión afectará a la baja al cálculo de la ratio que relaciona deuda y déficit público con PIB.

Los más beneficiados en la UE serán Finlandia y Suecia, con aumentos que oscilaran entre el 4% y el 5% en su PIB. La razón es porque son los dos Estados de la UE que más invierten en I+D.

Las buenas noticias vienen del turismo

El turismo, junto a las exportaciones, se han convertido en el sostén que aportará todo el crecimiento previsto para este año. Al récord de llegadas de extranjeros logrado el pasado ejercicio (60,6 millones) y al buen dato de ocupación hotelera en Semana Santa (75%, siete puntos más que en el mismo período de 2013) se unió ayer el de pernoctaciones hoteleras, que registró un repunte del 1% entre enero y marzo. En la consecución de este incremento fue fundamental el repunte del turismo extranjero, con 1,5 millones de pernoctaciones más, y la menor aportación negativa del nacional.