Caso Bankia

El juez Andreu pregunta al fiscal si debe embargar a Rato y su equipo 24.000 millones

Entrada de la Audiencia Nacional
Entrada de la Audiencia Nacional

El juez de la Audiencia Nacional Fernando Andreu, ha preguntado a la Fiscalía Anticorrupción si debe embargar bienes por valor de 24.945 millones de euros al expresidente de Bankia, Rodrigo Rato, y los otros 31 consejeros imputados, así como a la entidad y su matriz, BFA, por su agujero contable.

Fuentes jurídicas han informado de que el magistrado quiere la opinión del Ministerio Público sobre si debe admitir a trámite la querella que IU interpuso la semana pasada contra los 32 exconsejeros de Bankia y BFA por estafa en la fusión y salida a bolsa de la entidad y en la emisión de participaciones preferentes con las que intentaron “ocultar” su situación de insolvencia.

IU pedía como medida cautelar el embargo de bienes por esta cantidad, el equivalente a lo que percibió la entidad al ser rescatada en mayo de 2012.

Los querellados son los mismos que ya están imputados en la Audiencia Nacional, incluyendo Rato; el vicepresidente de Bankia, José Luis Olivas, y el entonces consejero delegado Francisco Verdú; el consejero de BFA Ángel Acebes o el representante de IU José Antonio Moral Santín, y las dos entidades como personas jurídicas.

También pedía el embargo de los bienes de los exconsejeros que provenían de Caja Madrid -como Moral Santín, José Manuel Fernandez Norniella o el propio Rato- por valor de 3.000 millones, que fue la cantidad que esta entidad emitió en preferentes en mayo de 2009 bajo la presidencia de Miguel Blesa.

Por último, reclamaba al juez que ofrezca emprender acciones al Ministerio de Economía a través de la Abogacía del Estado y que los exconsejeros devuelvan las indemnizaciones que percibieron tras salir de la entidad, así como que declaren las pólizas de responsabilidad civil para que estos contratos puedan ser resueltos.

En concreto, la formación les acusa de siete delitos: uno de asociación ilícita, otro contable por falseamiento cuentas; apropiación indebida; administración desleal; falsedad en documento mercantil y falseamiento de la información económico financiera.

Además, señalaban al Banco de España y la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), así como a la consultora Deloitte y la entidad Lazard, que asesoró a Bankia en su salida a bolsa, como colaboradores necesarios en la comisión de estos hechos.