_
_
_
_
La renta variable vuelve a las carteras

Los expertos ven un Ibex en los 11.500 puntos

Parqué de la Bolsa de Madrid.
Parqué de la Bolsa de Madrid.EFE
Gema Escribano

No hay lugar a dudas. A pesar de las caídas registradas por las Bolsas en las últimas sesiones, los expertos siguen apostando por la renta variable como la opción preferida para obtener unos retornos más atractivos. En un escenario de tipos bajos, de estrechamiento de los diferenciales y de mejora de las perspectivas económicas, la renta variable de los países desarrollados y con más contundencia la de los periféricos se convierten en la alternativa predilecta de las casas de análisis.

“Después de un primer trimestre de consolidación como el que ha vivido el mercado en este comienzo de año es de esperar que en el segundo y en el tercero se comporte mejor”, indica Fernando Hernández, director de gestión de Inversis Banco. Los primeros meses de 2014 han servido de corrección. Una corrección que todos califican de sana tras el rally prolongado que protagonizaron las Bolsas en la recta final de 2013. En algunos casos, como en el Ibex, esta subida continuada se venía prolongando desde septiembre.

Con descensos incluidos, los índices periféricos consiguieron finalizar el trimestre en positivo. El Ibex cerró con un incremento del 4,2% mientras que otros, como el Mib italiano o el PSI portugués, se anotaron un 14% y 11%, respectivamente. “El castigo que acumulaban estas plazas, las cuales están lejos de sus máximos históricos, es la razón que justifica sus subidas”, señala Rafael Romero, director del departamento de inversiones de Unicorp Patrimonio. Un ejemplo que ilustra muy bien esta idea son los niveles del Ibex 35. El selectivo español se sitúa a día de hoy en torno a los 10.300 puntos, es decir, lejos de sus máximos históricos registrados en noviembre de 2007, frente a otros índices como el Dax alemán o los estadounidenses S&P 500 y Dow Jones, que paso a paso van conquistando nuevos récords.

De cara a los próximos meses los analistas se muestran optimistas y, tal y como apunta Natalia Aguirre, directora de análisis y estrategia de Renta 4, “el fondo del mercado sigue siendo alcista”. No obstante, matiza, que el Ibex conserve potencial no quiere decir que no vayan a existir momentos de corrección, los cuales han de ser interpretados no como una amenaza, sino como la oportunidad para entrar en el mercado.

En un escenario base, el consenso de los expertos fija como techo del Ibex los 11.000 puntos. Es decir, desde los niveles actuales el selectivo se anotaría un 6,8% adicional. “Una vez superada la barrera psicológica de los 10.500, y con la ayuda de los resultados empresariales y la mejora de los principales indicadores económicos, no sería complicado ver al selectivo rondar esos niveles, incluso, si no hay sorpresas negativas, podría llegar a rozar los 11.500”, afirma Romero. Por su parte, los más optimistas consideran que a final de año la Bolsa española podría cotizar en el nivel de los 12.000 puntos. De confirmarse estas predicciones, en el año la subida sería del 21%. Hasta el momento, el recorrido experimentado ha sido moderado (+3,79%) y “se ha debido fundamentalmente a la alegría que recorre el mercado de deuda desde comienzos de año”, indica Aguirre. En apenas tres meses, la rentabilidad del bono a diez años español ha pasado del 4% a cerca del 3% actual. Esta tendencia se ha repetido en el resto de países periféricos, incluido Grecia, que la semana pasada regresó al mercado con su primera colocación de deuda desde su rescate en 2010.

Victoria Torre, responsable de análisis y producto de Self Bank, también confía en que la tendencia siga siendo positiva, pero advierte de que aunque el entorno macro sea más halagüeño, existen obstáculos, entre los que estarían la retirada de los estímulos en EE UU, el menor crecimiento en Japón y emergentes, las bajas tasas de inflación a nivel mundial o el débil crecimiento de los beneficios empresariales.

Las firmas prefieren Europa a EE UU

Las casas de análisis recomiendan prudencia y apuestan por las plazas europeas en detrimento de las estadounidenses.

Wall street

La Bolsa de EE UU ha continuado registrando nuevos máximos históricos. Ni siquiera la retirada de los estímulos ha sido impedimento para que los índices se anoten más subidas, pues el repliegue de la Fed lo que esconde tras de sí es la recuperación de la economía.Aunque las firmas sigan viendo potenciales de en torno al 10% en el S&P 500, los expertos prefieren la renta variable europea. A esto se suman los recelos que generan algunas compañías, especialmente las tecnológicas, cuyo modelo de negocio se está cuestionando.

Dax

La Bolsa alemana también cotiza en zona de máximos. Además, su exposición a países como Ucrania podría convertirla en una opción de inversión menos atractiva que sus homólogas periféricas. No se descarta, no obstante, que ante la mejora de los datos macro y empresariales el Dax se anote nuevos ascensos.

MIB

La situación que vive Italia dista mucho de la que atravesaba el país hace un año. Y es que mientras en 2013 las fuerzas políticas se enzarzaban en una lucha por la formación de un Gobierno de coalición, desde febrero la llegada al poder de Matteo Renzi ha servido para inspirar confianza. La inestabilidad políticaha sid uno de los obstáculos para poner en marcha las medidas que reclamaba Bruselas. El equilibrio político, junto a la mejora de las rentabilidades en la deuda, ha convertido al Mib en la mejor plaza europea. De aquí a final de año, las subidas seguirán.

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Sobre la firma

Gema Escribano
Periodista económica, con 13 años de experiencia como redactora. Formó parte de la web de Cinco Días desde 2010 hasta 2017 cuando pasó a integrar la sección de Mercados. Especializada en información bursátil y mercado de deuda. Estudió periodismo en Universidad Carlos III.

Más información

Archivado En

_
_