El selectivo salva una semana tensa con una subida del 0,8%

El pacto en Ucrania alivia al Ibex

Un trader en el parqué neoyorquino. Ampliar foto
Un trader en el parqué neoyorquino. REUTERS

La Bolsa española salva la Semana Santa con cierta holgura, a pesar de que llegó a vislumbrarse una auténtica semana de pasión y tormento en los mercados, a cuenta de la crisis de Ucrania. El Ibex 35 cerró la sesión del jueves (última de la semana, por el cierre de los parqués con motivo de la festividad del Viernes Santo) en 10.292,40 puntos, tras anotarse una subida del 0,24% (desde el viernes anterior un 0,8%).

Después de cuatro sesiones consecutivas en rojo (en las que el selectivo llegó a perder transitoriamente los 10.000 puntos), el Ibex logró encadenar dos jornadas al alza, a pesar de que el jueves la Bolsa cambió de signo varias veces, por la inestabilidad en el Este de Europa y la escasa negociación provocada por la jornada festiva en parte del continente.

Entre los datos que contribuyeron a sostener la cotización de las Bolsas destaca la cifra semanal de solicitudes de desempleo en Estados Unidos (304.000 peticiones, por debajo de las 315.000 que esperaba el consenso de mercado), junto con los buenos resultados trimestrales del gigante General Electric y los bancos Morgan Stanley y Goldman Sachs. Además, la víspera China ofreció un dato de PIB ligeramente superior al esperado.

El resto de parqués europeos han seguido tendencias similares al Ibex. Londres, Fráncfort, París y Milán cerraron la última sesión de la semana con un ligero repunte, por la expectativa de un resultado favorable de la reunión a cuatro bandas para encarrilar la crisis de Ucrania. “El anuncio de un acuerdo diplomático para la superación de la crisis ucraniana podría llevar a los inversores a incrementar posiciones en renta variable”, explican desde Link Análisis.

Y este ha sido el desenlace, tras anunciarse este jueves, con los mercados ya cerrados, un acuerdo en la cumbre de Ginebra. En esta, Estados Unidos, Ucrania, Rusia y la Unión Europea (UE) acordaron el desarme de todos los grupos ilegales en Ucrania y la amnistía de aquellos que participaron en los desórdenes registrados en el oeste del país.

Al otro lado del océano, el parqué neoyorquino logró el miércoles fuertes subidas, consolidadas en la siguiente sesión. Los inversores se mostraron optimistas por algunos resultados empresariales y la confirmación de que la Reserva Federal seguirá apoyando la recuperación.“El Libro Beige señaló una mejora de la actividad manufacturera en prácticamente todo el país, mientras que algunos bancos centrales destacaron que el impacto de la climatología ha sido menor. Por su parte, Yellen apuntó que esperan alcanzar el pleno empleo y la estabilización de precios a finales de 2016. Para ello reiteró su compromiso de mantener los estímulos el tiempo que sea necesario, en un contexto de reducción gradual de los mismos, pero destacando que la política monetaria seguirá siendo expansiva apoyando la recuperación”, resumen en Renta 4.

Con todo, la principal noticia de la semana sigue proviniendo de la renta fija. La deuda española a diez años lograba nuevos avances, ofreciendo una rentabilidad implícita del 3,088%, acercándose así a sus mínimos históricos, fijados en el 3,005%, que marcó en septiembre de 2005. Todo un cambio desde el más del 7% que marcó en el verano de 2012. De esta manera, la prima de riesgo se sitúa en 158 puntos básicos, prácticamente invariada desde la sesión del miércoles.
Por su parte, el euro se fortelecía ligeramente, hasta los 1,3842 dólares.

IBEX 35 9.170,50 -0,60%