En el debate que tendrá lugar mañana en el Congreso

PP y PSOE ofrecerán diálogo a Mas para frenar su órdago soberanista

GRA148. BARCELONA, 07042014.- El presidente de la Generalitat, Artur Mas (i), y el miembro de la dirección del partido Josep Rull (d), durante la ejecutiva de CDC celebrada esta mañana en Barcelona, a 24 horas de uno de los debates más esperados de la actual legislatura, el que se celebrará mañana en el Congreso sobre la propuesta de consulta soberanista en Cataluña. EFEAlberto Estévez
GRA148. BARCELONA, 07/04/2014.- El presidente de la Generalitat, Artur Mas (i), y el miembro de la dirección del partido Josep Rull (d), durante la ejecutiva de CDC celebrada esta mañana en Barcelona, a 24 horas de uno de los debates más esperados de la actual legislatura, el que se celebrará mañana en el Congreso sobre la propuesta de consulta soberanista en Cataluña. EFE/Alberto Estévez EFE

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, se mostró hoy confiado en que el debate que está previsto que se celebre mañana en el Congreso de los Diputados resulte “clarificador”. En este sentido, subrayó que lo que pretende el presidente de la Generalitat con su petición de celebrar un referéndum en Cataluña es “un contrato de adhesión”.

Preguntado por un empresario asistente a la Asamblea Anual de Socios del Insituto de la Empresa Familiar sobre la posibilidad de una solución dialogada entre ambas partes, el jefe del Ejecutivo replicó que espera que sí. “No se me ha pasado por la imaginación otra cosa y yo creo que hay que hablar”, reflexionó Rajoy.

Además, recalcó que es bueno que se sepa que las Cortes Generales, a las que se les va a pedir que transfieran a Cataluña una competencia exclusiva del Estado, conocieron por los medios de comunicación, al igual que lo supieron él y el resto del Gobierno, que “una persona” (en alusión a Mas) había adoptado la decisión de convocar un referéndum, había fijado la fecha y las preguntas. “Y ahora vamos a dialogar sobre esta decisión que he tomado yo. ¿Tenemos que decir que sí? A eso se llama un contrato de adhesión”, añadió Rajoy.

Durante su intervención ante un foro repleto de empresarios, volvió a resaltar los lazos de todo tipo que unen a los catalanes con el resto de españoles, incluidos “los de sangre”; así como todo lo que han hecho juntos a lo largo de la historia, con sus aciertos y sus errores. El presidente del Gobierno insistió en que Cataluña ha sido muy importante para España “y lo seguirá siendo en el futuro” porque es una tierra de gente “que emprende, que se juega su dinero, que trabaja, que se esfuerza, hace cosas y aporta y mucho al PIB nacional”.

Por su parte, hoy también se ha conocido que el secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, tomará la palabra en el Congreso para defender la postura de los socialistas. Lo hará con “buen tono”, defendiendo el diálogo y las reformas políticas como los instrumentos “posibles” y “necesarios” para solucionar el “problema importante que tiene España”.

Según explicó hoy en rueda de prensa el diputado socialista Ramón Jáuregui, Rubalcaba reiterará dos palabras: “diálogo y Constitución” porque el PSOE está convencido de que el camino para resolver este problema es el diálogo y siempre en el marco de las reformas políticas que son posibles y son necesarias, pero en el marco de la Constitución”.

Jáuregui no aclaró si en los últimos días se han producido contactos entre el líder de su partido y el presidente del Gobierno, pero sí constató que Ejecutivo y PSOE no acuden a este debate con “ninguna posición conjunta”.

Los socialistas, recalcó, tienen su postura “autónoma”, que han defendido en los últimos meses y que reiterarán ante el Pleno del Congreso. El exministro de la Presidencia volvió a insistir en el llamamiento que hace el PSOE a iniciar una reforma de la Constitución, “puntual, acotada y consensuada”, pero “importante” porque la Carta Magna está “un poco oxidada”, una idea que, según dijo, “está creciendo” más allá del PSOE.