Rumores de que Draghi ya ha llevado a cabo simulaciones

Así es la gran compra de deuda que puede estar ensayando el BCE

El presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi
El presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi EFE

El BCE puede haber dado un paso más en sus planes de usar "cualquier instrumento" a su alcance para luchar contra el estancamiento económico. Según publican varios medios alemanes, el banco central europeo ya ha empezado a simular el efecto de la compra de deuda (llamadas quantitative easing o programas cuantitativos) por valor de un billón de euros a lo largo de un año, unos 80.000 millones de euros mensuales.

Según los resultados de ese ensayo, la inyección de liquidez incrementaría la inflación entre 0,2 y 0,8 puntos porcentuales, de acuerdo con fuentes consultadas por el diario Frankfurter Allgemeine Zeitung. Precisamente estos rumores contribuyeron el pasado viernes a afianzar las subidas de la Bolsa y a rebajar los tipos en el mercado de deuda.

Según Bloomberg, el banco central ha ensayado "múltiples modelos de compras de deuda" pero no hay un acuerdo cerrado sobre ninguna operativa de compra de deuda de ese tamaño.

Un portavoz del BCE señaló a Efe que “como el consejo de gobierno dijo ayer, es unánime en su compromiso de usar también instrumentos no convencionales”. “Los comités relevantes del Eurosistema continuarán sus reflexiones sobre los escenarios”, añadió el portavoz del BCE.

La inflación interanual se desaceleró en marzo dos décimas hasta el 0,5 % en el conjunto de la zona del euro, frente al mes anterior. Ante la amenaza de que siga el estancamiento, el presidente del BCE, Mario Draghi, aseguró el jueves en la rueda de prensa posterior al consejo de gobierno que si fuera necesario, se recurrirá a medidas no convencionales de política monetaria, como la polémica compra de activos de deuda, para combatir los riesgos de deflación. Además, dijo Draghi, la decisión del organismo es “unánime" un factor que fue interpretado en el mercado como un avance respecto a otras ccomparencias. Así, parece firme la decisión del supervisor de usar medidas "no convencionales” para evitar el riesgo de un periodo “demasiado prolongado” de baja inflación.

Algunos expertos dudan que el organismo del euro vaya a actuar en el futuro inmediato ya que, tal y como argumentó Draghi, se siguen los acontecimientos muy de cerca y hay dificultades para que la actuación del BCE se transmita de forma automática a la economía real.