La afiliación aumenta en 84.000 personas

El empleo crece por segundo mes consecutivo y el paro baja en 16.620 personas en marzo

La tarifa plana de cotizaciones apenas eleva cuatro décimas la contratación indefinida

La cobertura de paro sigue bajando: 1,8 millones de parados ha perdido su prestación

paro España baja Ampliar foto

T odos los datos, a fecha de hoy indican que el cambio de tendencia en el empleo está consolidado”. Así lo aseguró ayer con rotundidad la secretaria de Estado de Empleo, Engracia Hidalgo. En su opinión, los responsables del Gobierno han hablado “con absoluta prudencia” durante los últimos ocho meses en los que se han contabilizado descensos consecutivos del paro registrado (según sus cifras corregidas de variaciones estacionales), lo que ha supuesto el periodo más prolongado de caída del desempleo desde 1999. Pero ahora ya estarían en disposición de abandonar esa mesura y constatar que “la recuperación del mercado laboral es en firme”. De igual forma, el ministro de Economía, Luis de Guindos, certificó “un cambio de tendencia importante” en el empleo y avanzó que así lo reflejarán las nuevas previsiones macroeconómicas del Gobierno que se conocerán en abril.

Los datos de paro registrado y afiliación a la Seguridad Social en marzo son los que han llevado a esta euforia gubernamental. Según estas cifras, la recuperación de la ocupación prosigue su paulatina mejora, más allá de altibajos mensuales. En marzo se contabilizaron los mejores datos de paro registrado y afiliación desde 2006 y 2007, respectivamente. Así, después de que febrero registrara el primer incremento anual de la afiliación en la crisis, en marzo el sistema volvió a ganar 83.984 cotizantes. Por ello, ahora hay 115.013 afiliados más que hace un año y el ritmo de creación interanual de empleo ha pasado del 0,3% en febrero al 0,7% en marzo.

Guindos avanza que las nuevas previsiones económicas del Gobierno reflejarán esta mejora del mercado laboral

Otro síntoma de mejora lo arroja el dato desestacionalizado de la Seguridad Social o, lo que es lo mismo, filtrado de los efectos de las variaciones estacionales –que es el indicador de tendencia más fiable del mercado laboral–. Según este, en marzo el registro ganó 25.000 cotizantes, con lo que ya acumula siete meses de ganancias de empleo. Por su parte, la cifra corregida del paro registrado también suma su octavo mes de caída, con 17.000 desempleados menos en marzo, el mayor descenso en este mes en los últimos diez años.

Servicios y construcción, al alza

¿Dónde se está generando este nuevo empleo y de qué tipo de puestos de trabajo se trata? Nuevamente, aunque la mejora es generalizada en todos los sectores, regímenes y territorios, es el sector servicios el que lideró, como en febrero, la recuperación. Las mayores subidas de afiliación mensual se registraron en hostelería –donde hay 34.000 cotizantes más, pese a que la Semana Santa todavía no ha comenzado–. Asimismo las actividades administrativas ganaron 10.358 afiliados y la sanidad y la educación otros 10.000. Además, es significativo que, por primera vez durante la crisis económica, la construcción ganó cotizantes en un mes en términos desestacionalizados (10.083 afiliados más).

En cuanto al tipo de nuevo empleo, en marzo el régimen de trabajadores autónomos aumentó por segundo mes consecutivo, con 16.725 cotizantes más, el mejor dato desde al menos 2011. De hecho, los trabajadores por cuenta propia –que tienen una tarifa plana de cotización de 50 euros para el inicio de su actividad desde hace seis meses– explican casi la mitad del aumento de la afiliación en los últimos doce meses, 55.000 sobre 115.013.

En términos de contratación, el número de contratos registrados creció el 25% en marzo sobre el mismo mes del año anterior. Y los contratos indefinidos aumentaron un 15% más que el año pasado, un ritmo superior al de meses anteriores (en febrero crecieron al 6,79%) pero inferior al aumento de la contratación temporal, que avanzó un 26% anual. Así, en febrero el 8,97% de todos los contratos registrados fueron indefinidos y este peso de los fijos sobre el total aumentó al 9,33% en marzo. Por el contrario, el 29% de los contratos firmados el mes pasado fueron temporales a tiempo parcial.

El número de empresas sube un 1%

El registro de la Seguridad Social, además de incluir a todos los cotizantes al sistema, incluye los números de cuenta de cotización de las empresas que los emplean. Es otro termómetro de cómo marcha la economía, menos utilizado pero que representa otro fiel reflejo de la realidad. En febrero (último mes con datos disponibles) el número de empresas inscritas aumentó por segundo mes consecutivo, hasta 1.372.447, lo que supuso un aumento del 1% respecto al mismo mes de 2013. Así, en febrero había mas empresas de todos los tamaños, excepto de más de 500 trabajadores, que disminuyeron un 0,4%.

Aunque pudiera parecer que esta mejora del empleo indefinido se debe a la tarifa plana para los nuevos contratos indefinidos en empresas que creen empleo neto, los responsables de Empleo precisaron ayer que, de momento, el impacto de esta medida no se recoge en marzo, ya que “los técnicos necesitan unas semanas para verificar que la empresa puede disfrutar de esta bonificación”.

Vuelven a aumentar los extranjeros

El número de trabajadores extranjeros afiliados a la Seguridad Social aumentó en marzo por segundo mes consecutivo, en 15.201 cotizantes, tras ocho de caídas. No obstante, aún hay 68.249 cotizantes extranjeros menos que hace un año. En cuanto a la distribución territorial del nuevo empleo, la mayoría de las comunidades ya registran crecimientos deempleo en el último año, lideradas por Baleares, con un 1,77% de cotizantes más, seguida de Murcia (1,66%) y Andalucía (1,64%). Por otra parte, también mejoró por tercer mes consecutivo la ratio de afiliados por pensionista que se sitúa en el 2,27.

 

Menos gasto por la reducción de ayudas

Las prestaciones por desempleo siguen agotándose. En febrero (último mes disponible)2,75 millones de parados cobraban alguna prestación o subsidio por desempleo, un 9,4% menos que hace un año. Así, cuatro de cada diez personas que cotizaron en algún momento no tienen ayudas.

Además son más los parados que pierden prestación que los que encuentran empleo: entre febrero de 2013 y febrero de 2014 dejaron de cobrar la prestación 250.000 personas; al tiempo que la Seguridad Social ganó 63.000 cotizantes. Esto redujo el gasto en desempleo en un 15,8% sobre febrero de 2013.