Editorial

Crimea impacta en el turismo español

La extraordinaria evolución de las cifras del sector turístico español se basa en gran parte en circunstancias exógenas, como la difícil situación geopolítica de destinos real o potencialmente competidores, que pueden difuminar la realidad del mercado. Con ser esto importante, para un análisis eficaz de las tendencias del sector es imprescindible tener en cuenta más factores, entre los que no es el menor la apreciación de la moneda única, que encarece los viajes a la zona euro y, por tanto, a España.

El magnífico desempeño de la llegada de visitantes, y muy especialmente del gasto por turista y día, se debe en gran parte al creciente turismo ruso. Pero la crisis en Ucrania, con la cancelación de las negociaciones entre Bruselas y Moscú para la supresión de visados, añade incertidumbre al potente mercado ruso y abre expectativas a destinos competidores como Turquía. La Secretaría de Estado de Turismo y el sector privado coinciden sobre la preocupante sostenibilidad del pujante mercado emisor ruso. Según los principales turoperadores, las reservas para la temporada estival son inferiores a las de hace un año. Es una señal de alarma con la que todavía se puede hacer algo de cara al próximo verano, ya que los turistas rusos suelen esperar a las ofertas de última ahora.