La moneda única pasa de acariciar los 1,40 dólares a cotizar en 1,37

Yellen frena en seco la escalada del euro

Un hombre sostiene varias monedas de euro.
Un hombre sostiene varias monedas de euro. EFE

Si la última reunión de política monetaria del Banco Central Europeo (BCE) hace dos semanas impulsó la cotización del euro al borde de los 1,40 dólares, la primera cita con Janet Yellen al frente de la Reserva Federal estadounidense (Fed) ha frenado en seco el avance de la divisa europea frente al billete verde. Ayer cerró por debajo de la cota de los 1,39 dólares que mantenía desde la semana pasada, y hoy ya se intercambia a 1,377 dólares.

El recorte de las compras mensuales de activos en otros 10.000 millones de dólares (el tercero desde diciembre de 2013), y sobre todo el adelanto del calendario del comienzo de la subida de los tipos de interés en Estados Unidos, que están entre el 0% y el 0,25% desde 2008, dio alas al dólar. Si bien los mercados sí esperaban la nueva reducción de estímulos, la posible subida de los tipos unos meses antes de lo previsto (en abril de 2015 en vez de en junio) fue una sorpresa.

Y la novedad ha cambiado las tornas del par de divisas euro-dólar. Ahora es el dólar el que se hace más fuerte frente al euro, que ha llegado a marcar un mínimo intradiario de 1,3755 dólares, volviendo a niveles del pasado 6 de marzo, día en el que la ausencia de medidas y de noticias por parte del BCE disparó la cotización desde los 1,3731 dólares hasta los 1,3858 dólares. Y llegó a alcanzar los 1,393 el miércoles, máximos desde finales de octubre de 2011.

"La Fed ha abierto el proceso para normalizar los tipos de interés. Será un proceso lento y titubeante, pero el cambio de sesgo es un hecho", comenta José Luis Martínez Campuzano, estratega de Citi en España, que estima que si el euro no recupera niveles por encima de 1,385 dólares, "el nuevo rango a vigilar sería 1,3698-1,3845".

Pero el dólar también se ha aprecidado frente al resto de las principales divisas internacionales, como el franco suizo, la libra esterlina, el peso mexicano, el dólar canadiense, el yuan chino o el yen japonés. Así, contra al yuan chino el billete verde sella su mayor subida desde 2008, un 0,55% hasta los 6,22 yuanes. Cabe recordar que China amplió la banda diaria de fluctuación del Yuan desde un 1% hasta un 2% el lunes pasado. Y frente al yen el dólar acumula una subida del 0,9% desde ayer, hasta 102,4 yenes.