Asegura haber conseguido ya todos sus objetivos con la fase voluntaria del ERE

Coca-Cola canta victoria

Coca-Cola canta victoria

Coca-Cola Iberian Partners ha declarado que el proceso de reestructuración puesto en marcha ha logrado alcanzar la práctica totalidad de los objetivos, dentro del periodo de adscripciones voluntarias abierto por la empresa.

Según una nota de prensa, en Asturias, Palma de Mallorca y Alicante el grado de consecución de los objetivos de reestructuración ha sido del 100%. “En la zona centro se ha llegado al 70% y en concreto, en el centro de Fuenlabrada el grado de consecución de los objetivos de reestructuración ha sido de un 60%”. Aunque el comunicado no lo precisa, fuentes de la compañía aseguran que un total de 1.700 trabajadores se han apuntado a alguna de las tres opciones ofrecidas: bajas voluntarias, prejubilación o traslado. Sin embargo, a pesar de que ese es el número final de trabajadores apuntados, la compañía mantiene en 1.191 la cifra de afectados por el ERE.

La embotelladora asegura que “actualmente se encuentra en fase de implementación de las medidas, valorando especialmente la adjudicación de puestos en la recolocación para adecuar el mismo a la estructura organizativa prevista, antes de continuar con la aplicación de las medidas adicionales exigidas para el cumplimiento del plan de reestructuración”

El lunes la compañía vuelve a sentarse con los representantes sindicales de UGTy CCOO. Una reunión solicitada por las centrales para explorar de nuevo la posibilidad de cerrar un acuerdo sin condiciones y evitando cierres de plantas. La petición de esta reunión se realizó a tres bandas. Ambas centrales pidieron reunirse con Sol Daurella, presidenta de CCIP, Víctor Rufart, director general de la embotelladora y Marcos de Quinto, presidente de filial española de la multinacional.

Por otro lado, UGT ha precisado a Cinco Días que, a pesar de las cartas remitidas a Cándido Méndez, secretario general de UGT, por representantes regionales de UGT en los centros de trabajo afectados, dejando entrever una profunda discrepancia interna sobre el conflicto, “el posicionamiento de nuestra Federación en la comisión negociadora del ERE de Coca Cola ha sido unánime y consensuado a lo largo de todo el proceso de negociación”.