Patronal y sindicatos negociarán subidas salariales moderadas según el sector o la empresa

Méndez dice que Rajoy ve a Bruselas “tolerante” con el déficit

El secretario general de UGT, Cándido Méndez, ha valorado hoy la reunión que mantuvieron ayer el Gobierno y los interlocutores sociales, que supone un primer paso para la apertura de la mesa del diálogo social, pero ha resaltado que "se hará realidad en función de la existencia de compromisos concretos".
El secretario general de UGT, Cándido Méndez, ha valorado hoy la reunión que mantuvieron ayer el Gobierno y los interlocutores sociales, que supone un primer paso para la apertura de la mesa del diálogo social, pero ha resaltado que "se hará realidad en función de la existencia de compromisos concretos". EFE

Quien más detalles dio fue el secretario general de UGT, Cándido Méndez, quien precisó que la reunión fue “una iniciativa de Rajoy”, quien en su opinión “se ha dado cuenta de que si quiere apostar por la economía, tiene que contar con la aportación de todos”.

Dicho esto, aseguró que el presidente del Gobierno no tuvo en ningún momento una actitud “triunfalista” y “en ningún caso, tampoco, nos pidió que asumiéramos su agenda”. Según Méndez, Rajoy habló muy consciente de los obstáculos a la recuperación, aunque les trasladó que Bruselas podría ser más “tolerante” con el cumplimiento del objetivo del déficit, algo que aún no se ha dicho oficialmente por ninguno de los implicados.

Otro de los grandes temas que se abordaron en la reunión fue el futuro de los salarios en España. En ese sentido, el secretario general de CC OO, Ignacio Fernández Toxo, señaló que Rajoy animó a patronal y sindicatos a que firmen un nuevo pacto de salarios para el periodo 2015-2017, similar al vigente para 2012-2014.

Toxo, al igual que Méndez se mostró dispuesto a emprender esta negociación con los empresarios, pero precisó que este nuevo pacto debe incluir indicaciones “sustancialmente distintas” al actual; y con un mayor protagonismo de los salarios. Defendió así que el nuevo acuerdo deberá incluir una subida “moderada” de los sueldos diferenciada por sectores con el fin de impulsar la demanda interna y consolidar la recuperación. “El café con leche para todos ya no sirve, hay sectores que tienen más potencial de mejora de los salarios”, insistió Toxo.

El presidente de CEOE, Juan Rosell, por su parte, admitió que los salarios en España han bajado más de lo que dicen las estadísticas y, por lo tanto, la organización empresarial que dirige “no está por que bajen más” a pesar de que lo recomiende Bruselas, dijo. Y en línea parecida a lo manifestado por Toxo, apostó por aplicar subidas salariales “por nicho de mercado”, en función de la competitividad y la productividad de la empresa.

No obstante, también en materia salarial, los sindicatos rechazaron ayer de plano la propuesta que hizo Rosell durante el encuentro con Rajoy de crear un salario mínimo para jóvenes inferior a la renta mínima actual (645,30 euros al mes). “Eso es una antigualla franquista”, recordó Toxo.