La patronal presenta su propuesta para el Pacto Industrial Europeo

Anfac aspira a captar 3.500 millones más de inversión extranjera en el automóvil

De derecha a izquierda, Mario Armero, Vicepresidente Ejecutivo de ANFAC, José Manuel Soria, Ministro de Industria, Rafael Prieto, Presidente de ANFAC y Carlos Mas, Presidente de PwC
De derecha a izquierda, Mario Armero, Vicepresidente Ejecutivo de ANFAC, José Manuel Soria, Ministro de Industria, Rafael Prieto, Presidente de ANFAC y Carlos Mas, Presidente de PwC

Las fábricas españolas de coches podrían recibir 3.500 millones de euros de inversión adicionales en los próximos tres o cuatro años si se mejoran aspectos normativos para la industria del automóvil, afirmó ayer el vicepresidente ejecutivo de la Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones (Anfac), Mario Armero. El directivo hizo estas declaraciones en el marco del Foro organizado por Anfac y PwC y presidido por el ministro de Industria, José Manuel Soria, para presentar las propuestas del automóvil español para un Pacto Industrial Europeo.

El vicepresidente se mostró convencido de que “la apuesta por España(que hace la industria del motor) puede doblarse”, lo que atraería otros 3.500 millones de euros adicionales a los ya comprometidos por las marcas desde 2012 en sus plantas españolas.

El directivo de Anfac aseguró que para que este apoyo por parte de las matrices automovilísticas a sus factorías españolas se materialice es necesario sumar todas las medidas llevadas a cabo hasta el momento a otras nuevas orientadas a mejorar la flexibilidad laboral, así como la formación, la logística o los costes energéticos.

Y, en presencia del ministro José Manuel Soria, afirmó que “por supuesto que vamos a pedir un PIVE 6”, en referencia a los planes de estímulo a la compra de vehículos que ha puesto en marcha el Gobierno en los últimos años y que Armero agradeció. “No hay reindustrialización posible sin un mercado interior fuerte, igual que no hay empresa sin clientes”, afirmó.

“Sé que todos los sectores piden su PIVE, pero es difícil concebir otro programa en otro sector que genere esta riqueza. Por ello, pedimos un PIVE 6, que nos permita crecer este año por encima de lo previsto y batir las mejores expectativas”, afirmó. El sector apuesta por un crecimiento del mercado de un 13% en 2014, hasta las 800.000 unidades vendidas.

En este sentido, el presidente de Anfac y de Peugeot España, Rafael Prieto, destacó que los planes de incentivo a la compra puestos en marcha por el Gobierno podrían acercar el mercado nacional a 1,5 millones de unidades anuales, entre turismos y vehículos comerciales. Este fortalecimiento del mercado interno derivaría en un incremento de producción de 200.000 unidades en las plantas españolas.

El vicepresidente de Anfac recordó que el valor de la producción de coches española se situó en 30.000 millones de euros durante 2013. Las compras realizadas por parte de la industria del automóvil a proveedores españoles alcanzaron los 20.000 millones de euros. La exportación total del sector, que incluye componentes, se situó en 37.000 millones el pasado ejercicio.

No obstante, apuntó que para que estas posibles inversiones en las plantas españolas se confirmen hay que mejorar en algunos aspectos, como el coste energético. Armero afirmó que la reducción de los costes de la electricidad puede ser un factor determinante a la hora de adjudicar nuevos modelos a los centros productivos españoles. “Necesitamos un horizonte que module una nueva regulación de precios y que fomente la exportación”, añadió.