Le sustituirá en el cargo Luca Mastri, actual vicepresidente del departamento de finanzas

El histórico director financiero de Apple deja la compañía en septiembre

Peter Oppenheimer se unió a Apple en 1996.
Peter Oppenheimer se unió a Apple en 1996.

El director financiero de Apple, Peter Oppenheimer, se jubila y dejará la compañía el próximo septiembre. El directivo será sustituido en el cargo por Luca Mastri, actual vicepresidente del departamento de finanzas, que reportará directamente a Tim Cook, consejero delegado de la multinacional. La transición, según explicó ayer la empresa, empezará en junio.

En una carta, Cook alabó la labor de Oppenheimer y señaló que su “orientación, liderazgo y experiencia han sido clave para el éxito de Apple, no sólo como nuestro director financiero, sino también en muchas áreas más allá de las finanzas, ya que con frecuencia tuvo actividades adicionales de ayuda a toda la compañía”.

Oppenheimer se unió a Apple en 1996, un año antes de que Steve Jobs volviese a ser consejero delegado de la compañía, y ha sido su director financiero desde 2004. Maestri, por su parte, llegó a Apple en 2013. El directivo trabajó antes en compañías como Xerox (donde también ocupó el cargo de director financiero), Siemens y Nokia.

Cook destacó que los ingresos de Apple se han elevado desde los 8.000 millones de dólares (5.820 millones de euros) a 171.000 millones durante el mandato de Oppenheimer como máximo responsable financiero. El directivo acaba de ser nombrado consejero de Goldman Sachs.

Cook apuntó que confía en Mastri y dijo que “sus contribuciones a Apple ya han sido importantes (...) Se ha ganado rápidamente el respeto de sus colegas en toda la empresa”. Mastri asume el nuevo cargo en un momento en que Apple está bajo presión. Más allá de que el mercado espere nuevos inventos de la compañía, que logren impulsar sus ingresos y beneficios como iPhone o el iPad, hay grupos de inversores que le piden aumentar el dividendo y sus planes de recompra de acciones, al considerar que Apple tiene una liquidez por encima de las necesidades de la empresa.

Apple tenía 160.000 millones en efectivo a final de 2013. La firma aprobó un plan para devolver 100.000 millones a los accionistas a finales de 2015 a través de dividendos y recompra de acciones. Apple aseguró este abril que había destinado más de 40.000 millones a recomprar acciones.