El grupo La Caixa multiplica por cinco sus beneficios

El consejo de CaixaBank cobra 5,7 millones en 2013, un 12,2% menos

La retribución total del consejo de CaixaBank cae un 12%

El presidente de la Caixa y CaixaBank, Isidro Fainé.
El presidente de la Caixa y CaixaBank, Isidro Fainé.

El presidente de CaixaBank y de La Caixa, Isidre Fainé, ganó el pasado año 2,66 millones de euros, cifra que se mantiene prácticamente estable desde hace siete años, ha informado hoy el banco catalán a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

De hecho, el sueldo de Fainé en 2013 fue un 0,67 % inferior al de 2012, cuando se situó en 2,67 millones, y se mantiene por debajo de cuando fue elegido presidente de La Caixa, el 7 de junio de 2007, cuando cobró 1,36 millones por medio año.

Los 2,66 millones de retribución de Fainé en 2013, explica la entidad, engloban la remuneración asignada como presidente de La Caixa, que es fija y no incluye variables, así como el salario por su pertenencia al consejo de CaixaBank, que fue de 1,1 millones, como en 2012.

El vicepresidente y consejero delegado de CaixaBank, Juan María Nin, percibió por este cargo 2,74 millones.

El consejo de CaixaBank, que integran 19 miembros, redujo en 2013 un 12,2 % su retribución total, hasta 5,71 millones de euros, importe que incluye lo cobrado por pertenecer a consejos de otras sociedades del grupo, como VidaCaixa.

La alta dirección de CaixaBank, formada por 12 personas, percibió 12,19 millones el pasado año, tras la incorporación de un miembro más. Estas cantidades incluyen la retribución fija, en especie y variable asignada a este grupo.

745 millones de beneficio

En paralelo, el Grupo La Caixa ha comunicado sus resultados de 2013 que revelan un beneficio atribuido de 745 millones de euros, frente a 135 millones que obtuvo en 2012.

El resultado neto antes de minoritarios asciende a 895 millones, de los que 503 millones corresponden al beneficio de CaixaBank y 392 millones al de Criteria CaixaHolding y La Caixa, ha informado el grupo que preside Isidre Fainé a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

En este último año, el margen de intereses del grupo ha aumentado un 4,3 %, hasta 3.587 millones, en tanto que el bruto se ha reducido en un 2 %, situándose en 7.082 millones, y el de explotación un 39,1 %, hasta 2.125 millones.

En este caso, la evolución de los gastos de explotación está impactada por el registro de 839 millones de euros de costes derivados del acuerdo laboral de reestructuración de la plantilla de CaixaBank.

Por su parte, los ingresos de la cartera de participadas ascienden a 1.126 millones e incluyen los resultados de las compañías en las que está presente CaixaBank (principalmente Telefónica, Repsol y banca internacional) y Criteria (Gas Natural y Abertis, básicamente).

En la nota remitida a la CNMV, La Caixa destaca la “excelente” posición de liquidez de CaixaBank, que alcanza 60.762 millones, en su totalidad de disponibilidad inmediata.

CaixaBank también ha cerrado 2013 con un elevado nivel de solvencia, con un core capital del 12,7 %, y un superávit de recursos propios de 13.816 millones.

La ratio de morosidad se sitúa en el 11,7 % y la cartera de inmuebles adjudicados para la venta alcanza 7.842 millones de euros netos en el cuarto trimestre.

En 2013, el total de inmuebles comercializados asciende a 2.201 millones, en tanto que el nivel de provisiones para la cartera crediticia supera los 15.400 millones.

Las cuentas de 2013 del Grupo La Caixa están impactadas por las integraciones de Banca Cívica (1 de julio de 2012) y Banco de Valencia (1 de enero de 2013).

Normas