Editorial

Los pilares de la industria

Grupo Antolín es una de esas empresas familiares españolas que, sin demasiado ruido y con muchas dosis de trabajo, seriedad y capacidad innovadora, han llegado a ser verdaderas multinacionales, tan importantes en su sector como poco conocidas por parte del gran público. Es, en definitiva, uno de esos pilares que son básicos en la industria española. Antolín, especializado en componentes para el automóvil, está presente en 25 países, con más de 120 plantas productivas y centros just-in-time y tiene entre sus clientes a los gigantes del automóvil, con el líder europeo Volkswagen a la cabeza. Para hacer frente a las dificultades del mercado, ha lanzado un plan de mejora de la competitividad y en este año ha puesto en marcha inversiones por 138 millones, además de crear 600 nuevos empleos, con lo que superará los 15.000. Las principales inversiones irán a Valencia –una planta de fabricación de puertas para Ford en Almussafes–, y a Kansas, en Estados Unidos –un centro de producción de techos de vehículos–. Dos proyectos que por sí solos dibujan la capacidad internacional del grupo burgalés. Con todo, lo más importante es la capacidad innovadora que conserva en su ADN, y que se manifiesta en que durante este ejercicio aumentará un notable 5,7% su inversión en I+D+i.

Normas