Detenidos varios empleados de la filial de servicios

Ferrovial ofrece colaboración en la investigación contra Cespa en Galicia

La empresa recuerda que prohibe a sus directivos los sobornos a las autoridades

La operación Patos se lleva a cabo en ayuntamientos de distintas ciudades

Agentes de la Policía salen con una persona esta mañana de la sede de la empresa Cespa en Santiago de Compostela, que han registrado dentro de la Operación "Patos".
Agentes de la Policía salen con una persona esta mañana de la sede de la empresa Cespa en Santiago de Compostela, que han registrado dentro de la Operación "Patos".
Santiago de Compostela

Cespa, filial de servicios del grupo Ferrovial, ha manifestado, a raíz de la 'Operación Patos', en la que han sido detenidas dos personas vinculadas a la compañía, que, “en caso de que se confirmara que algún profesional no ha actuado respetando escrupulosamente las normas internas”, será “inmediatamente separado y se pondrán los hechos en conocimiento del juzgado”.

Esta declaración se produce a raiz de una operación de la Policía Nacional en varias localidades de Galicia relacionada con concesiones públicas y que está dirigida por un juzgado de Vigo. En el marco de la misma, han sido detenidas al menos cinco personas, entre ellas un concejal y varios empleados de Cespa.

Fuentes próximas a la investigación indican que se han llevado a cabo registros en dependencias municipales de Santiago de Compostela, Vigo, Ponteareas y Orense, así como en la Diputación de Pontevedra.

Efectivos policiales y una secretaria judicial se han personado sobre las 9.30 horas de este martes en la Concejalía de Medio Ambiente de Orense, donde han notificado a dos de los técnicos la apertura de una investigación por parte de un juzgado de Vigo, que solicita expedientes relacionados con un concurso público para el cuidado y conservación de zonas verdes en la ciudad.

En Santiago agentes de la Policía Nacional han entrado en la oficina de Contratación del Ayuntamiento para requisar los contratos de acondicionamiento de la Finca do Espiño y de la remodelación del estanque de la Alameda. Pasadas las 10,00 horas un grupo de policías vestidos de paisano entraron en las oficinas de la calle Galeras para recabar tres expedientes de obras adjudicadas a Cespa. La firma tiene adjudicado el mantenimiento y acondicionamiento de todas las zonas verdes de la capital gallega.

De hecho, agentes de la Policía Nacional se han desplazado a continuación hasta la nave que Cespa tiene en el compostelano Polígono do Tambre para realizar otro registro.

También en la ciudad de Vigo y en la localidad pontevedresa de Nigrán efectivos de la Policía Nacional han llevado a cabo diversas acciones en algunos despachos de sus ayuntamientos.

Mientras, en Pontevedra, a las 9,00 horas agentes de la Policía Nacional entraron primero en el edificio administrativo de la Diputación y, posteriormente, en la sede principal de la institución, en donde, entre otras dependencias, accedieron al despacho del presidente, Rafael Louzán, que se encuentra fuera desde hace días.

Los agentes han requisado expedientes de contratación de obras del entorno de Vigo de unos dos años de antigüedad, según han confirmado fuentes de la institución provincial, que han indicado que incluyen campos de fútbol y obras de saneamiento también de otras localidades pontevedresas.

Entrada en la sede de Cespa

El registro esta mañana en la sede que Cespa tiene en Santiago de Compostela ha concluido pasadas las 14,00 horas, después de que una decena de agentes de la Policía Nacional estuviese recogiendo documentación durante unas dos horas.

Durante la operación, por orden del juzgado de instrucción número 7 de Vigo, los agentes trasladaron con ellos a un detenido para que estuviera presente durante este trámite. Esta persona se cubrió en todo momento el rostro para evitar ser identificado y, sobre las 14,05 horas, fue introducido en un coche con distintivo de la Policía Nacional y los cristales traseros tintados.

La decena de agentes que participaron en este operativo, algunos uniformados y otros vestidos de paisano, sacaron de la sede cajas con documentación y diverso material.

En un breve comunicado, Cespa señala que “se pone a disposición de la investigación” y subraya que “confía en la acción de la Justicia”. La empresa se califica como "primer interesado en un esclarecimiento rápido de los hechos”.

Además, aclara que su Código de Ética Empresarial “prohíbe a directivos y empleados sobornos a autoridades y funcionarios públicos, dar a terceros o recibir de terceros pagos indebidos de cualquier tipo”.

Asimismo, Cespa ha manifestado que la compañía “practica una política de tolerancia cero” en esta materia.

Fuentes de la compañía han señalado que en el marco de la 'Operación Patos' figuran entre los detenidos el gerente en Galicia de esta división del área de jardines y mantenimiento del grupo Ferrovial y un trabajador que estaba a sus órdenes.

Normas