Adecco crea un nuevo lobby empresarial

Una veintena de multinacionales se alían para promover cambios laborales

Foto de familia de los responsables de las 19 grandes empresas que forman el Observatorio de Innovación en el Empleo (OIE).
Foto de familia de los responsables de las 19 grandes empresas que forman el Observatorio de Innovación en el Empleo (OIE).

El Gobierno dice públicamente una y otra vez que la reforma laboral ya está hecha y que no habrá una nueva vuelta de tuerca a la legislación que regula el mercado de trabajo, sino que solo hará los “ajustes” que vayan siendo necesarios en la aplicación de esta polémica reforma.

Sin embargo, parece que una buena muestra de grandes empresas cree que el mercado laboral sigue necesitado de cambios. Esa es la filosofía de un nuevo lobby empresarial creado y financiado por el grupo de recursos humanos Adecco y que ha reunido a 18 grandes para crear el Observatorio de Innovación en el Empleo (OIE). Estas multinacionales presentes en España se han unido con la intención especificada de crear “un espacio no de reflexión, sino de acción sobre los principales problemas del mercado laboral en España”.

El presidente de Adecco para España, Portugal y Latinoamérica, Enrique Sánchez explicó ayer que el modus operandi de este grupo consistirá en realizar “tres o cuatro comisiones delegadas al año para adoptar compromisos concretos, hacer guías de buenas prácticas y un gran trabajo de difusión”.

Las empresas elegirán a sus representantes en estas comisiones de trabajo que serán en su mayoría los responsables de Recursos Humanos para elaborar los informes y las investigaciones pertinentes sobre las disfunciones del mercado de trabajo y hacer sus propias propuestas de cómo mejorarlo. Así, sus responsables indicaron que harán llegar a la sociedad en general y a los poderes públicos en particular estos “compromisos de acciones concretas, decálogos o guías”, de forma que sean tenidas en cuenta para próximas reformas y sirvan como “espejos para otras compañías”, explicó la directora de Comunicación de Adecco, Margarita Álvarez.

Socios fundadores

Este observatorio está formado inicialmente por las siguientes compañías –además de Adecco– en representación de los principales sectores de la economía:Acciona, Amadeus, Bankinter, BMW, Capgemini, Coca-Cola, Delaviuda Confectionery Group, Domecq Bodegas, EY (anteriormente Ernst & Young), IKEA, Línea Directa, L’Oréal, Mahou San Miguel, McDonald’s, Pelayo, Sephora, SEUR y Xerox España. Si bien los responsables de Adecco insistieron ayer en que este foro “está abierto” a nuevas incorporaciones en un futuro. Sobre todo a las aportaciones de las pequeñas y medianas empresas, que ahora no están representadas en este grupo.

El motivo de escoger a estas 18 multinacionales fue su elevado volumen de contratación anual. No obstante, dentro de las acciones concretas a las que se comprometerán estas empresas aún no están la de realizar un número determinado de contrataciones, según precisó Álvarez, aunque podría estarlo en un futuro. Fuentes del Observatorio añadieron la posibilidad de perseguir otros compromisos como el de no hacer ajustes de plantilla, como principal valor de responsabilidad social corporativa.

Perfiles que no se encuentran entre los titulados

El primer informe del Observatorio para la innovación en el empleo, presentado ayer, analizó la brecha existente en la actualidad entre las necesidades de personal de las empresas y el mundo universitario y educativo en general. La conclusión principal constata la existencia de este gap ya que prácticamente la mitad de las empresas encuestadas no encuentra algunos de los perfiles que necesita para su producción dentro de las actuales titulaciones y el 60% de estas compañías opina que la formación de los estudiantes es “incompleta”.

Los perfiles que no encuentran las compañías con los actuales programas formativos (universitario o FP) están relacionados en su mayoría con las nuevas tecnologías, directivos, y comerciales. De ahí que los autores de este estudio apunten a la necesidad de reorganizar las titulaciones existentes modificando los contenidos de muchas de ellas, suprimiendo otras y creando nuevas.

Esta investigación sobre el acceso de los jóvenes al empleo también pone de manifiesto las diferencias entre lo que los recién titulados creen que quieren las empresas y lo que éstas últimas valoran realmente en alguien que opta a uno de sus puestos. La mayoría de los estudiantes cree que lo más importante para encontrar trabajo son los conocimientos específicos, mientras que los responsables de las empresas apuntan que los candidatos deberían mejorar la formación en habilidades como la comunicación o el trabajo en equipo o el conocimiento y manejo práctico de idiomas. De hecho, siete de cada diez empresas creen que los recién titulados universitarios carecen de este tipo de formación. En menor proporción, el 52% de los universitarios cree que no está suficientemente formado en estas materias.

Normas