La City

Los músculos del BCE

Los caminos para fortalecer la economía europea no serán infinitos, pero los hay más originales que otros y los responsables del Banco Central Europeo posiblemente se den cuenta de ello. Esto, por lo menos, es lo que se puede intuir leyendo la oferta que el organismo ha publicado para dotar su sede de un centro de fitness, que abrirá sus puertas el próximo 3 de noviembre. El contratista tendrá que proveer y luego hacerse cargo del mantenimiento, durante cuatro años, de todas las instalaciones del nuevo gimnasio, es decir: “máquinas cardiovasculares, máquinas de fuerza, máquinas funcionales, máquinas de placa cargada, bancos, bastidores, accesorios, suelo, pesos libres, equipo de sonido y altavoces”. Es cierto, el BCE necesita más músculos.

Normas