Tras seis horas de declaración en los juzgados de Palma

La infanta Cristina, al juez: "Yo confiaba en mi marido"

Sabía que el Rey pidió a Iñaki Urdangarin que se apartara de esos negocios

Durante la comparecencia no ha habido respuestas a la acusación

Miquel Roca: La infanta ha declarado "su verdad" y demuestra igualdad ante la Ley

La infanta Cristina, a su salida del tribunal de Palma de Mallorca tras finalizar su declaración ante el juez como imputada por supuestos delitos de fraude fiscal y blanqueo. La declaración de la hija menor del rey de España ante el juez duró más de seis horas.
La infanta Cristina, a su salida del tribunal de Palma de Mallorca tras finalizar su declaración ante el juez como imputada por supuestos delitos de fraude fiscal y blanqueo. La declaración de la hija menor del rey de España ante el juez duró más de seis horas.

La infanta Cristina se ha desvinculado ante el juez José Castro de la gestión de la empresa Aizoon, que compartía con su marido, Iñaki Urdangarin, y de las contrataciones de personal doméstico que hizo esta sociedad. "Yo confiaba en mi marido", ha decalarado la Infanta.

Doña Cristina, que ha declarado durante seis horas en el Juzgado de Instrucción número 3 de Palma de Mallorca, ante el juez instructor del caso Nóos, ha respondido a todas las preguntas del magistrado con una actitud tranquila, según fuentes jurídicas.

La duquesa de Palma fue citada a declarar como imputada por supuesto fraude fiscal y blanqueo, en  la investigación por presunto desvío de fondos públicos al Instituto Nóos, que presidió su marido entre 2003 y 2006.

Tras algo más de cuatro horas de interrogatorio hubo un receso de dos hora para comer. La Infanta pidió un bocadillo. A las 18:10 horas de la tarde, abandonaba los juzgados de Palma de Mallorca.

El abogado Miquel Roca, que encabeza el equipo de defensa ha dicho a la conclusión de la jornada en los juzgados que salen “muy contentos porque ha sido la ocasión en la que a la infanta le ha sido posible explicar con todo detalle cual ha sido su intervención” en los hechos.

Estas son las claves del testimonio ante el juez Castro.

La "teoría del amor"

Los dos abogados de la acusación, Virgina López (por Manos Limpias) y Manuel Delgado (del Foro Cívico de Julio Anguita), denunciaron al término de la sesión matinal del interrogatorio de la Infanta Cristina, que ha utilizando continuamente la “teoría del amor”, para usar a su esposo Iñaki Urdangarín como cortafuegos.

Así, por ejemplo el letrado Manuel Delgado indicó que la Infanta había respondido al juez Castro, que ni siquiera “sabía que en su casa había una empresa”, en referencia a Aizoon, la sociedad patrimonial que compartía al 50% con Urdangarin, y que según el juez era usada como pantalla fiscal para repartir beneficios y tributar lo menos posible a Hacienda. El domicilio de la empresa era el palacete de Pedralbes de Barcelona, donde vivía la pareja y sus hijos.

El abogado de la acusación popular del Foro Cívico de Julio Anguita, ha afirmado también que la Infanta Doña Cristina se ha amparado en su declaración en que ella confiaba en su marido en la gestión de las empresas en las que ella también participaba, en referencia a Noos y Aizoon.

El 95% de las respuestas son evasivas

La Infanta ha respondido con evasivas, según la acusación, y en muchos temas la respuesta habitual es “no sabe, no contesta”. En este sentido explican que el 95% de las respuestas se han saldado sin datos concretos.

La infanta “está ejerciendo su derecho a no decir una verdad que la comprometa, ese derecho lo está ejerciendo plenamente”, ha asegurado. “No se sale del guión que esperábamos”, ha afirmado Delgado, quien considera que por el momento no se trata de respuestas “que vayan a esclarecer la verdad”. Sobre si se ha derrumbado en algún momento, el letrado ha asegurado: “no, viene muy bien preparada”.

Asimismo, el abogado de la acusación ha explicado que la Infanta ha acudido al interrogatorio muy preparada y que en todo momento está delegando en su esposo Iñaki Urdagarín la gestión de las empresas por las que ha sido imputada por los delitos de blanqueo de capitales y delito fiscal.

Estrategia

Cristina de Borbón rechazó responder a las preguntas que iban a plantear las acusaciones ejercidas por Manos Limpias y por Frente Cívico Somos Mayoría, esta última impulsada por el exdirigente de IU Julio Anguita. La Infanta, que declaró desde las 10.00 horas de esta mañana, sí atendió al interrogatorio del instructor de la causa, el juez José Castro, y del fiscal encargado del caso, Pedro Horrach.

Tras el descanso para almorzar, arrancó el turno del fiscal Anticorrupción, que estuvo unos 30 minutos en el uso de su turno. Tras este trámite, la Infanta Cristina contestó a las preguntas de la Abogacía del Estado y de la Abogacía de las Islas Baleares. A partir de aquí decidió no contestar a ninguna de las acusaciones, ni a las defensas del resto de imputados. Como remate, atendió a las preguntas de su representación procesal.

El Rey le pidió a Undangarin que dejara los negocios relacionados con Noos

La Infanta doña Cristina ha reconocido durante el interrogatorio que sabía que su padre, el Rey Don Juan Carlos, pidió a Iñaki Urdangarin en 2006 que dejara los negocios relacionados con Noos, informaron a Europa Press fuentes jurídicas.

Según el testimonio de la Infanta, la petición se la habría hecho directamente el monarca al Duque de Palma. Noos fue creada en el año 2003 y cobró un total de 5,9 millones de las administraciones de Baleares y la Comunidad Valenciana.

El Consejo de Administración de Noos estaba formado por cinco personas: los Duques de Palma, Carlos García Revenga, secretario de las Infantas, así como Diego Torres y su esposa Ana María Tejeiro. Los cincos han sido imputados por el juez Castro.

"Al final es mi padre y se fía de mí"

La infanta Cristina ha explicado también que ya ha devuelto 150.000 euros de los 1,2 millones de euros que le prestó en el año 2004 el Rey para la compra del chalé que comparte con su marido, Iñaki Urdangarin, en el selecto barrio barcelonés de Pedralbes.

“Al final es mi padre y se fía de mí”, ha dicho la Infanta al ser preguntada sobre si el Monarca no le reclama que le devuelva el resto del dinero. Ha explicado en este sentido que su marido y ella van devolviendo poco a poco el dinero al jefe del Estado, pero señaló que en la actualidad la situación es más complicada que en el pasado. Así lo señalaron diversas fuentes jurídicas que estuvieron presentes durenta la declaración ante el instructor del caso, el juez José Castro, quien ha monopolizado las preguntas.

 

 

 

 

 

 

Normas