Para todos los recibos posteriores al 1 de enero

Pida todas las facturas, le puede tocar un coche

El Ejecutivo baraja una horquilla de dos a diez euros de valor por cada participación

Tambien sopesa otro premio semanal de 90.000 euros libres de impuestos

Pida todas las facturas, le puede tocar un coche

El Consejo de Ministros del Gobierno de Portugal aprobó ayer la creación de la Factura de la Suerte, un nuevo sorteo en el que podrán participar todos aquellos particulares que tengan facturas emitidas y comunicadas a la Autoridad Tributaria y Aduanera (AT). Según explica el Ejecutivo, el objetivo de este sorteo es “valorar y premiar” a los contribuyentes que luchan contra la economía sumergida, prevenir la evasión fiscal y la competencia desleal y lograr un sistema fiscal más equitativo. En este sentido, explica que podrán participar en este sorteo de forma automática todos los consumidores finales con facturas emitidas desde el 1 de enero de 2014 y comunicadas a la AT que incluyan el número de identificación fiscal de los compradores.

Aunque todavía no se conocen los detalles de estos sorteos, la prensa portuguesa apuntaba ayer que el primero de ellos se celebrará en la primera semana del mes de abril y que el resto se sucederá con periodicidad semanal y en algunas ocasiones especiales, ligados por ejemplo a la Navidad. Los premios, para los que contará con un presupuesto de 10 millones de euros, podrían consistir en la entrega de un coche durante el primer año que se celebre el sorteo

Las facturas sorteadas serán aquellas que envíen los comerciantes y prestadores de servicios. Es decir, los consumidores deberán únicamente pedir la factura con su NIF y no necesitarán guardar el recibo en papel ya que el sistema está informatizado. Las facturas se transformarán en cupones y cada uno tendrá un número que después irá al concurso. El Ejecutivo informará semanalmente a los contribuyentes sobre sus cupones y el sorteo se transmitirá a través de la televisión. El número del vencedor será hecho público, pero los datos del mismo y de la entidad que pasó la factura únicamente serán conocidos si ellos lo autorizan.

El montante que corresponde a un cupón todavía no se ha divulgado. La prensa lusa habla de tres posibles escenarios: diez, cinco y dos euros. Es decir, si una persona participa con una factura de 50 euros, podría tener 5, 10 o 25 cupones, según el modelo elegido. También se deberá decidir si el dinero que no llegue al valor de un cupón se va acumulando. Además se ha publicado que el Ejecutivo sorteará, además de coches, 90.000 euros semanales, libres de impuestos, entre aquellos ciudadanos que pidan facturas al realizar sus compras. Aquellos que tengan deudas en Hacienda también podrán participar en el sorteo y si resultan agraciados recibirán íntegro el premio y no estarán obligados a destinarlo a enjugar sus deudas.

El Ejecutivo luso confía en que el conjunto de medidas adoptadas recientemente para reforzar la lucha contra la economía sumergida y la evasión fiscal se traduzca en un “importante aumento de la equidad fiscal, ampliando la base tributaria para crear las condiciones necesarias para una futura reducción de impuestos”.

Portugal sigue con esta decisión los pasos de Eslovaquia, que el pasado 30 de septiembre comenzó a celebrar un sorteo especial de lotería con periodicidad quincenal con el fin de combatir el fraude fiscal, y en el que los ciudadanos pueden participar mediante la validación de sus recibos y facturas por importes superiores a un euro y cuyos premios oscilarán entre los 1.000 y los 10.000 euros.

Eslovaquia estableció ciertos límites. Sólo podrían participar en el sorteo los contribuyentes con tickets superiores a un euro y, además, había que solicitar un número de la Lotería Nacional con un coste de 20 céntimos, si se había en cualquier Administración de Lotería, o de 12, si el alta se solicitaba por sms. Los premios oscilaban entre los 100 y los 10.000 euros, aunque el premio más importante es también un automóvil.

Normas