La inmobiliaria negocia con Bankia y The Royal Bank of Scotland

Dos hijos de Fernando Martín dejan Martinsa, que trata de evitar la liquidación

Fernando Martín, presidente de Martinsa Fadesa, en junio de 2013.
Fernando Martín, presidente de Martinsa Fadesa, en junio de 2013.

Fernando Martín del Agua y Javier Martín del Agua, hijos del presidente de Martinsa Fadesa, Fernando Martín, han dimitido de sus cargos como vocales en el consejo de administración de la inmobiliaria.

Según ha comunicado la compañía a la CNMV, Javier Martín del Agua, vocal del consejo en representación de la sociedad familiar FT Castellana Consultores Inmobiliarios, ha dejado el cargo porque "por motivos profesionales ha trasladado su domicilio fuera de España, sin que a la fecha exista designación alguna de otra persona física". Fernando Martín del Agua ha dimitido como vocal del consejo "por los mismos motivos anteriores y porque sus compromisos laborales le impiden compaginar de una forma adecuada las labores de consejero".

Las salidas de los consejeros de Martinsa Fadesa se produce en plena negociación de la compañía con bancos acreedores para evitar la liquidación. De acuerdo a fuentes conocedoras de las conversaciones, la inmobiliaria trata de convencer a Bankia y a Royal Bank of Scotland de convertir deuda subordinada por valor cercano a a los 200 millones en participativa. Las dos entidades, que representan la mayor cantidad de esa deuda, no están por la labor, según las fuentes consultadas.

Martinsa Fadesa comunicó la pasada semana a la CNMV que el consejo de administración celebrado el pasado día 13 de enero adoptó la decisión "de acogerse al mecanismo corrector contemplado en el apartado (i) de la Cláusula 3.4 del Convenio de Acreedores, judicialmente aprobado por Sentencia del Juzgado de lo Mercantil nº 1 de La Coruña, de fecha 11 de marzo de 2011, conforme al cual la falta de pago total de una anualidad del Convenio no supone el incumplimiento del mismo". La citada decisión, añade el grupo, "ha sido comunicada al Juzgado de lo mercantil nº 1 de La Coruña [el juzgado que ha gestionado el concurso de Martinsa]".

Martinsa Fadesa se declaró en concurso en julio de 2008, un año después de que Martinsa lanzara una opa por Fadesa (de Manuel Jove) por importe de 4.045 millones de euros. La quiebra de Martinsa es la mayor ocurrida en España por nivel de deuda (la empresa se declaró en concurso con 7.000 millones de euros de deuda). En 2011 el grupo logró acordar un convenio de pago con los acreedores para evitar de forma efectiva la situación concursal en la que se encontraba.

En el convenio acordado la inmobiliaria se comprometía a abonar su deuda en un periodo de ocho años, que empezaría a contar en 2012. El convenio incluye la conversión a préstamos participativos del 15% del crédito ordinario y que la amortización en los tres primeros años (2012-2014) será de apenas de entre un 0,25% y un 0,50% del total del pasivo. Además, contempla la posibilidad de que los bancos canjeen deuda por acciones en el caso de que la inmobiliaria no pague sus deudas en un plazo máximo de diez años.

Normas
Entra en El País para participar