El mercado de pagarés no levanta cabeza
La renta fija privada vive su segundo año de caída

La renta fija privada vive su segundo año de caída

El importe de negociación descendió un 50%, hasta los 1,28 billones de euros por el menor endeudamiento de las empresas

El mercado de renta fija ha sufrido un año más una bajada considerable de los importes de negociación que han pasado, en el mercado AIAF, de los 2,56 billones de euros a 1,28 billones de euros negociados en 2013. Se trata, además, del segundo año de caída importante ya que un año antes, respecto a 2011, la reducción fue ya del 53%.

“El proceso de reducción del endeudamiento seguido por las empresas españolas durante los últimos años, para sanear sus balances y hacer frente a la crisis, se ha traducido a su vez en un menor recurso del sector privado al mercado de deuda corporativa, acentuando la disminución de la actividad en este mercado, especialmente por parte de las entidades financieras”, señala Julio Alcántara, director general de AIAF.

Además, la pérdida de prestigio en algunos de los títulos emitidos masivamente en años anteriores no se ha recuperado. “Aspectos como el aumento de la morosidad, tanto en el crédito hipotecario como en otro tipo de préstamos, ha hecho que exista en el mercado una gran desconfianza en las cédulas hipotecarias y otro tipo de titulizaciones de crédito”, señala Miguel Ángel Bernal, coordinador del departamento de investigación del Instituto de Estudios Bursátiles (IEB).

Así, la negociación de cédulas hipotecarias sufrió una caída del 64%, hasta los 574.570 millones de euros. En el caso de los bonos de titulización, el descenso fue del 51%, hasta los 294.587 millones.

La pérdida de prestigio de algunos productos emitidos masivamente años atrás no se ha recobrado

Las empresas que, sin embargo, han mantenido la necesidad de salir al mercado han optado por los bonos y obligaciones que, siendo en el conjunto del mercado una parte históricamente más reducida, han incrementado en 2013 sus importes de negociación un 106% hasta alcanzar los 286.314 millones de euros.

Fuentes del mercado atribuyen también este descenso a que numerosos emisores han empezado a realizar sus negociaciones en otros mercados o a través de entidades extranjeras.

“Si queremos que el mercado de renta fija permanezca en España, la CNMV tendrá que ser más rápida en sus procesos de registro. Además, es imprescindible que el mercado cuente con el apoyo de las instituciones, lo que no siempre sucede”, apunta Miguel Ángel Bernal, del IEB.
El Tesoro

“El año 2013 se ha caracterizado para el mercado de renta fija español por un relajamiento de las tensiones en el mercado de deuda pública que ha beneficiado a la economía española con una progresiva disminución de la prima de riesgo, que ha cerrado 2013 cerca de los 200 puntos básicos y ha supuesto el retorno de los inversores no residentes”, explica Alcántara. “Las declaraciones del presidente del Banco Central Europeo, Mario Draghi, en defensa del euro contribuyeron a ello”, añade.

El año 2013 trajo consigo una importante novedad a este mercado, la deuda pública comenzó a cotizar en la plataforma electrónica para inversores particulares de AIAF (SEND, Sistema Electrónico de Negociación de Deuda).

“Esta admisión se produjo en abril del año pasado como respuesta a la solicitud que hizo el Tesoro público a BME para su admisión a negociación en esta plataforma”, destacaron fuentes de AIAF. Las emisiones del Estado se dividen en 14 referencias de letras del Tesoro y 34 emisiones de bonos y obligaciones del Estado con cupón fijo, así como 100 referencias segregadas (strips), y se unen a las 113 emisiones de renta fija privada que ya se negocian en la plataforma.

La negociación de deuda pública en el SEND inició su andadura en abril de 2013 con un importe de 6,9 millones de euros. El último mes del año esta cifra alcanzó los 35,7 millones de euros. El número de operaciones en estos mismos meses se incrementó un 131%, pasando de 183 a 423 movimientos. “Esperamos que en 2014 estas cifras crezcan de manera exponencial”, señalan desde AIAF.

Éxito del SEND

El Sistema Electrónico de Negociación de Deuda (SEND), la plataforma de inversión para particulares que puso en marcha AIAF en 2010, ha elevado sus volúmenes de negociación año tras año.

En los últimos dos años (de enero de 2012 a diciembre de 2013), los volúmenes de renta fija privada negociados bajo este sistema han pasado de 23,5 millones de euros a 320 millones.

Por su parte, el número de operaciones creció desde los 1.322 movimientos hasta los 18.861.

Nacimiento del MARF

El Mercado Alternativo de Renta Fija (MARF) nació en octubre con el objetivo de facilitar la financiación de pequeñas y medianas empresas. Los expertos aseguran que su consolidación llevará tiempo, ya que se trata de un proyecto novedoso pero incipiente y se deberá ir generando un progresivo cambio cultural en estas empresas.

La constructora gallega Copasa ha sido, hasta la fecha, la única emisora en esta plataforma, con 50 millones en bonos a cinco años.

Los bancos lideran los pagarés de corto plazo

Las emisiones a corto plazo, representadas por los pagarés de empresa, se redujeron en 2013 un 42%, alcanzando un importe de negociación de 110.251 millones de euros, frente a los 193.102 millones del ejercicio anterior.

Los principales emisores en este segmento fueron las entidades financieras: Santander Consumer Finance (16% de cuota), Banco Santander (15,1%), Banco Sabadell (15%), BBVA Banco Financiación (11,6%), Banco Popular (10,6%) y Banesto (8%).

Tipos de operación predominantes

En el total de volúmenes negociados a lo largo del año pasado, las repos y simultáneas (operaciones con compromiso de recompra) constituyeron el 74% del importe total.

Así, el 26% restante lo compusieron movimientos de compraventa a vencimiento.

Además, en este último tipo de operaciones, el 81% de la negociación estuvo formada por renta fija privada, mientras que la deuda pública constituyó el 19% restante.

Normas
Entra en EL PAÍS