Los mercados, pendientes de la Fed

El Ibex sube un 0,17% en una sesión nerviosa por la crisis de los emergentes

Panel de cotizaciones en Japón.
Panel de cotizaciones en Japón. REUTERS

Pendientes de los bancos centrales. Así ha transcurrido la sesión en los mercados, observando con lupa las decisiones de los organismos emisores de los países emergentes. Y así siguen ya con la sesión cerrada, expectantes ante la decisión que tomé la Reserva Federal esta noche. Con el nerviosismo en el cuerpo por la crisis de los emergentes, el Ibex ha subido un leve 0,17%, hasta los 9.896,2 puntos.

Ayer, el Banco Central de Turquía subió los tipos de interés del 7,75% al 12% para proteger a su divisa. En un primer momento, esta medida contundente infundió tranquilidad a los mercados. La medida provocó subidas en las Bolsas asiáticas y concedió una tregua en las primeras horas de sesión a las Bolsas europeas y a las divisas emergentes. Pero esa calma duró poco. El banco central sudafricano también subió tipos, aunque de manera mucho más tímida, del 5% al 5,5%. Esa medida ha sido considerada insuficiente por el mercado. El rand se ha vuelto a desplomar y ha arrastrado en su caída al resto de divisas emergentes, incluida la lira turca.

Los preocupantes síntomas de debilidad han regresado al mercado de divisas emergentes con nuevas depreciaciones a pesar de las contundentes medidas de los bancos centrales. El rand sudafricano cae un 1,45% en su cambio con el dólar, pese a la subida de tipos. El rublo ruso se deprecia un 0,9%, el peso mexicano un 0,6%, al igual que el real de Brasil. El peso chileno se deja un 0,54%. La lira turca no consiguió librarse de estas bajadas en un primer momento, aunque al final sí contiene la caída y se aprecia un leve 0,1% Las tensiones sacudieron las Bolsas, pero en los últimos compases de sesión los mercados se han sacudido parte de esos miedos y han logrado salvar la jornada.

La sesión del Ibex ha sido un constante sube y baja. Llegó a revalorizarse un 1,7%, superando los 10.000 puntos, gracias al impulso de la subida de tipos en Turquía. Después se dio la vuelta y bajó hasta un 1,5%. Finalmente, el selectivo consigue registrar un alza del 0,17%. Volatilidad en estado puro.

Los bancos centrales emergentes quieren parar a toda costa el contagio de la crisis que prendió el viernes en Argentina, y cortar de raíz las fugas de capitales.Los expertos analizan si la gran subida de tipos en Turquía será o no suficiente para contener la inestabilidad. Desde Citi explican que "esta medida debería estar acompañada de reformas en la política fiscal por parte del Gobierno y poner el foco en los desafíos estructurales de Turquía". En esta línea, un operador de CMC Markets en declaraciones a Reuters afirma que "la gran pregunta es ¿qué otras medidas le quedan al banco central turco?¿Volver a subir tipos? La mayor preocupación es que se empieza a hablar de controles de capital".

Queda por ver si otros países son capaces de contener la sangría o si los problemas quedarán localizados. Los operadores siguen muy atentos la evolución en Argentina, donde la desconfianza no se solucionará con una simple subida de tipos. Algo muy relevante para la Bolsa española, que obtiene una parte sustancial de sus ingresos en divisas de América Latina, especialmente de México y Brasil. Una depreciación de éstas supondría menos beneficios en un momento en el que los grandes del Ibex dependen del exterior ante la crisis doméstica.

"Las tensiones en el mercado de divisas provocadas por Argentina han desestabilizado a corto plazo los mercados" dicen desde Carax-AlphaValue. No obstante, "no creemos que esto vaya a desencadenar en un cambio de la tendencia positiva de fondo", aseguran. "Puede ser una de las oportunidades de subir al tren que se nos de este año 2014".

Desde Link Securities advierten, sin embargo, que los volúmenes de contratación siguen siendo bajos, "lo que indica  que todavía sigue habiendo “miedo” en los mercados de valores".

De momento, parece que ha pesado más en el ánimo de los inversores la expectación ante la reunión de la Reserva Federal, donde el mercado descuenta una nueva reducción del programa de estímulos, que las subidas de tipos en los países emergentes. La última reunión del Comité de Mercado Abierto de la Fed con Ben Bernanke como presidente centra las miradas de los mercados. Los analistas creen que la continuación del tapering (retirada de estímulos) podría acelerar la salida de capitales de los mercados emergentes. No obstante, como los analistas descuentan el recorte en el plan de estímulos, también estiman que sería el mal menor. "En caso de no hacerlo, el mercado interpretaría el mensaje con miedo ya que el riesgo de los emergentes podría ser mayor de lo que parece", apuntan desde Bankinter.

Todo eso sucederá a partir de las 20.15 horas, después de cerrados los mercados europeos, como cerrados estaban cuando Turquía subió los tipos. La sesión empezó con bancos centrales y terminará con bancos centrales. De momento, la apertura en Wall Street es claramente bajista. El Dow Jones de industriales cae un 0,69% y el Nasdag, un 0,64% en los primeros compases de la sesión.

En la Bolsa española destacan las caídas de Gamesa (ha cedido un 3,02%) , FCC (-1,99%) y Red Eléctrica (-1,56%) . En el lado de las ganancias, Indra se ha anotado un 3,8% y Sacyr ha subido un 2,57%.

En el mercado de divisas, el euro permanece impasible ante los movimientos de los bancos centrales de países emergentes y está estable en 1,367 dólares.

En el mercado secundario de deuda, la prima de riesgo española se sitúa en los 2088 puntos básicos con el interés del bono a diez años estable en el 3,712%.

Normas
Entra en El País para participar