Gestha asegura que la actividad en b alcanza el 24,6% del PIB

La economía sumergida aumenta en 59.500 millones durante la crisis

El informe asegura que buena parte de los desempleados trabaja en actividades ocultas al fisco

Aseguran que la Agencia Tributaria no trata a todos los contribuyentes por igual

La economía sumergida alcanzó los 253.135 millones de euros en 2012, cifra que equivale al 24,6% del PIB. Es la principal conclusión de un informe presentado hoy por el Sindicato de Técnicos de Hacienda (Gestha) y elaborado por el profesor de la Universidad Rovira i Virgili, Jordi Sardà. El estudio asegura que durante la crisis económica, la actividad oculta al fisco se ha incrementado en 59.509 millones.

El informe parte de variables como la construcción, el paro, el consumo eléctrico o la tasa de actividad para calcular el porcentaje de economía sumergida. El estudio indica que el hecho de que el sector del ladrillo -un nicho tradicional de economía sumergida- se haya desplomado no ha provocado un descenso de la actividad oculta al fisco. Según el informe, en los territorios donde hay un mayor nivel de desempleados, también se registra más actividad en b. 

Los representantes de Gestha han lamentado que ningún Gobierno, "ni este ni el anterior", hayan elaborado un informe sobre la economía sumergida. "El Ejecutivo mira hacia otro lado", señaló Carlos Cruzado, presidente de los técnicos de Hacienda. El profesor Sardà ha indicado que la existencia de economía sumergida es uno de los factores que explican que en España no se haya producido un estallido social ante la elevada tasa de desempleo. 

Otro factor que explica la elevada economía sumergida en España es que el fraude tributario no se ve como una conducta reprochable. "Casi la mitad de los españoles justifica el fraude", indica Gestha con datos del Instituto de Estudios Fiscales (IEF). En este sentido, aseguran que la conducta poco ejemplar de las "élites políticas" no incentivan a la ciudadanía a pagar impuestos. Gestha considera que la Agencia Tributaria no trata a todos los contribuyentes por igual y, puso como ejemplo, el caso Nóos, en el que aparecen como imputados la infanta Cristina y su marido, Iñaki Urdangarin. 

Extremadura, a la cabeza en el fraude

Más allá de las causas, Gestha indica que la economía sumergida en España (24,6%) es muy superior a la registrada en Alemania (13,1%), Francia (10,8%) o Gran Bretaña (10,1%). En cambio, Italia, Portugal y Grecia presentan cifras superiores. En la medida en que la metodología utilizada para calcular la tasa de economía sumergida tiene en cuenta el nivel de desempleo, las comunidades con mayor paro registran porcentajes superiores de actividad irregular. 

Según el informe, la economía sumergida alcanza el 31,1% del PIB de Extremadura, seguida por Andalucía (29,2%) o Castilla-La Mancha (29,1%). En el lado opuesto destaca Madrid, con un tasa de solo el 17,3%. Esta cifra tan reducida se explica porque la capital española concentra el mayor número de grandes empresas y multinacionales. Ello provoca que "algunas de sus variables, principalmente las relacionadas con impuestos, creen distorsiones en las estimaciones". Junto a Madrid, Cantabria (22%), Aragón (22,3%) y La Rioja (24,1%) son las comunidades con menores niveles de actividad irregular. 

Normas
Entra en El País para participar