La reforma tributaria que viene

Guindos aboga por incentivos fiscales para reducir la economía sumergida

Hacienda baraja deducciones que rebajen la factura fiscal de las familias y reduzcan la actividad irregular

Permitir desgravar por los gastos por servicio doméstico es una de las posibilidades

El ministro español de Economía y Competitividad, Luis de Guindos.
El ministro español de Economía y Competitividad, Luis de Guindos. EFE

El ministro de Economía y Competitividad, Luis de Guindos, ha asegurado hoy que hay que “mentalizarse” de que la economía sumergida “es mala para todos”. Guindos, en una entrevista a la cadena Cope, abogó por avanzar hacia un sistema tributario “con los incentivos correctos” para erradicar la actividad irregular. El ministro de Economía respondió así al informe presentado el miércoles por el Sindicato de Técnicos de Hacienda (Gestha), que estimaba en un 24,6% del PIB el peso de la economía sumergida.

De hecho, Hacienda está estudiando la posibilidad de aplicar deducciones fiscales ligadas al consumo de las familias con el doble objetivo de rebajar la presión fiscal e incentivar que los consumidores pidan factura, lo que reduciría la actividad irregular. Otra posibilidad que se plantea es aplicar una deducción para las familias que recurran a empleadas del hogar.

Todas estas medidas en caso de pasar todos los filtros se incluirían en la reforma fiscal que aprobará el Gobierno antes del verano. Guindos defendió que el tipo efectivo del impuesto sobre sociedades en el caso de las grandes empresas se acerque al nominal. Actualmente, el gravamen general sobre los beneficios empresariales asciende al 30%, sin embargo, las estrategias fiscales y las deducciones permiten que las grandes empresas tributen a tipos reales “del 5% o el 10%”.

 

Normas
Entra en El País para participar