Informe Axesor

Tubacex: la clave está en consolidar la recuperación

 Tubacex se ha especializado en un único producto: tubos de acero inoxidable sin soldadura; pero esta fuerte dependencia se ve compensada por una cartera de clientes ampliamente diversificada y una gran capacidad de distribución a nivel mundial, como lo evidencia el dato de que más del 90% de los ingresos proceden de la exportación, principalmente a países de la UE. La empresa vasca ha conseguido situarse como la número dos del mundo en el segmento-nicho de tubos de acero sin soldadura, solo superada por la sueca Sandvick.

El talón de Aquiles de la compañía industrial radica en el uso intensivo de deuda financiera, tanto para actividad comercial como inversora. Así, al cierre del tercer trimestre de 2013, la deuda financiera neta (201,2 millones de euros) superaba en 5,2 veces al Ebitda. Este relativamente alto nivel de endeudamiento, es compensado por una calificación desde el punto de vista cualitativo muy alta, lo que permite a Axesor Rating otorgar a Tubacex un rating de BB con tendencia estable. La sociedad reconoce que su objetivo estratégico a corto plazo es reducir el ratio de deuda financiera neta/Ebitda a niveles próximos a tres veces.

El departamento de rating de Axesor califica de “moderada” la rentabilidad del negocio, que se sustenta en un margen bruto estable en un nivel situado alrededor del 41% de los ingresos. Sin embargo, el creciente incremento de los gastos financieros y de personal hace que Tubacex esté obligada a aumentar la facturación, con el fin de elevar la rentabilidad y “poner en valor las inversiones realizadas conforme al plan de negocio”.

En ese sentido, los expertos de Axesor están observando una reciente mejoría de las ventas y los márgenes, que está repercutiendo favorablemente en la rentabilidad y generación de caja, lo que se traduce en una mayor liquidez y un menor endeudamiento y, por lo tanto, en un robustecimiento de su perfil financiero. De hecho, a la espera del balance definitivo del año, el resultado del ejercicio acumulado al cierre del tercer trimestre refleja un alza interanual del 26,6%, para situarse en 11,9 millones de euros. De igual forma, el fondo de maniobra ya experimentó una notable recuperación al concluir el tercer trimestre, al situarse en 227 millones de euros, frente a los 68,86 millones que registraba al término del mismo periodo en 2012. La continuidad en esta línea, que debe ser confirmada con los datos de cierre del ejercicio 2013, apoyaría una revisión del rating otorgado por Axesor.

La alta dependencia de la deuda financiera, derivada de su política comercial de venta ‘sobre pedido’ e inversión en activos productivos, que ha caracterizado a Tubacex ha generado una situación de liquidez ajustada, que se está paliando recientemente gracias a la recuperación del negocio, conforme la dinámica positiva en la demanda que el sector está experimentando, principalmente en USA y Asia, y a una paulatina reducción de los pasivos financieros a corto plazo. La empresa realizó en 2012 una reestructuración de sus líneas de financiación, que se concretó en una extensión de las líneas de 12 meses a un nuevo periodo de tres años, por un importe de 80 millones de euros, y en la refinanciación de préstamos a cinco años, con dos de carencia, por un volumen total de 50 millones euros. El grupo ha logrado de esta manera fortalecer su flexibilidad financiera.

La actividad de Tubacex se ha visto inevitablemente afectada por la crisis económica global, que generó durante años un entorno negativo para la demanda. La compañía se ha preparado para el cambio de ciclo que se aproxima apostando de manera decidida por el producto de valor añadido y por ofrecer una mayor capacidad de servicio. Desde Axesor apuntan cuál es el reto que afronta ahora la firma industrial vasca: “Conjugar la recuperación de los niveles de rentabilidad anteriores a la crisis con un mayor desapalancamiento financiero”.

Normas