Reclaman más avances en materia laboral y en la unión bancaria

Los expertos elogian la situación de España pero ven margen de mejora

El ex presidente del Banco Central Europeo Jean-Claude Trichet. EFEArchivo
El ex presidente del Banco Central Europeo Jean-Claude Trichet. EFE/Archivo EFE

“La perspectiva de España y los países del sur de Europa es estable, pero necesita mejorar”. Esta es una de las conclusiones de la segunda sesión de la conferencia de Coface mantenida hoy en París. Veredicto que comparten el antiguo presidente del Banco Central Europeo (BCE), Jean-Claude Trichett, y el economista jefe de la OCDE, Pier Carlo Padoan, en sendos discursos ofrecidos en el marco de las conferencias que, Coface, empresa líder de seguros a la exportación ofrece en París sobre el riesgo comercial de las economías. En el haber, figura el tipo de interés de los bonos soberanos españoles, que han pasado de situarse por encima del 7% al 3,6%.

Otro de los cambios que los expertos elogian de los países del sur de Europa –España, Italia, Grecia y Portugal–, así como de Irlanda, es comprobar cómo han pasado de un déficit por cuenta corriente cercano al 8% en 2008 (España llegó a superar el 10%) a un ligero superávit en 2013, gracias al aumento de las exportaciones y el descenso de las importanciones. Coface también elogia el descenso de los costes laborales unitarios, un 20% inferiores a los de 2008.

Por el contrario, en el deber de la economía española figura el acceso al crédito y un mercado laboral dualizado, poco propenso a recompensar el crecimiento del PIB con la rápida creación de empleo.

Jean-Claude Trichet aseguró que aún queda trabajo por hacer. “El problema principal es el retorno de la financiación empresarial. Los tipos de interés en los países con una prima de riesgo elevada son aún demasiado altos.

Para ello, es necesario completar la unión bancaria, seguir adelante con los tests de estrés y consolidar la calidad de la deuda soberana”. “La situación de la deuda soberana es el mejor indicador de la situación de un país”, añadió.

La solución, para Trichett, debe ser producto del trabajo conjunto de Estados y autoridades europeas. Tarea en la que no tienen cabida, por ahora, los eurobonos. “Reunir todos los bonos en una única deuda soberana, con una sola autoridad y un solo presupuesto federal europeo es imposible”, sentenció sin fisuras Trichet.

En opinión del economista jefe de la OCDE, Pier Carlo Padoan, uno de los retos de España es “asegurar la consolidación fiscal mientras garantiza un funcionamiento regular del mercado laboral”.

Para ello, el Ejecutivo central debe evitar aumentos en las cotizaciones sociales. Todo esfuerzo de consolidación fiscal se debe centrar en aumentar los impuestos sobre la propiedad o sobre el consumo. Otra posibilidad es recortar el gasto social. El objetivo, según Padoan, es consolidar un mercado laboral más dinámico y, por tanto, más capaz de crear empleo.

Para ello, también es importante resolver una de las asignaturas pendientes: la dualidad entre los trabajadores con empleos estables y los temporales y parados. Para ello, aconseja dedicar más dinero a las políticas activas de empleo.

 

Normas
Entra en El País para participar