La consultora Irea ve incrementarse la inversión internacional

La inversión en el mercado hotelero crece un 50% en 2013

La compra de inmuebles para reconvertirlos en hoteles se ha triplicado

El 72% del volumen de inversión hotelera se realizó a partir de junio

Los inversores miran con “verdadero apetito” las operaciones en el mercado hotelero español. De un año para acá, el volumen de inversión en este segmento ha crecido un 49,6%, desde los 529 millones que se dedicaron a compras y ventas en 2012, hasta los 791 millones que suman las transacciones realizadas en 2013.
“Ha sido un año atípico y extraordinario, tras más de seis años de crisis”, afirmó Miguel Vazquez, socio responsable del mercado hotelero en la consultora Irea. Lo más destacado de esta cifra son las operaciones que han tenido como protagonistas inmuebles residenciales o de oficinas (en su mayoría en desuso) que se han comprado para convertirse en hoteles. Esta cantidad se ha triplicado en un año, hasta los 326 millones de euros.
“El incremento del 49,6% en el volumen de inversión registrado en 2013 en España refleja la mejora de la confianza de los inversores en la futura evolución de la economía y de los mercados hotelero y de inversión”, apuntó Vázquez. El 60% de la inversión realizada en España proviene del exterior: de inversores o de cadenas internacionales.
Por otro lado, se registraron en el año menos operaciones distress, que son aquellas que se hacen bajo la presión de vender cuanto antes. Según Vazquez, “en los años precedentes, hemos visto propietarios en situación financiera complicada que vendían sus activos más líquidos, los hoteles”.
“El año pasado, se produjo un aluvión de concursos de acreedores. Los hoteles pasan a ser generadores de caja interesantes para recuperar la compañía”, afirman. Los que si han vendido más profusamente han sido las entidades bancarias, para sacar de sus cuentas estos activos inmobiliarios. Así ha sido una de las operaciones más llamativas del año pasado, la venta del hotel Westin Valencia por parte de Bankia, que a su vez lo había heredado de Bancaja, a SeaSide Hotels.
En cuanto a las transacciones hoteleras, Barcelona fue el principal destino de la inversión. Concentró el 51,6% del volumen total de operaciones, gracias al cierre de cuatro ventas el pasado año. De ellas destaca la compra del W Barcelona por un fondo catarí por 200 millones de euros. Un 43,2% del volumen de esas transacciones se concentra en las Islas Canarias, Baleares y la Costa del Sol.
En 2013, Madrid no fue escenario de ninguna transacción de hoteles en funcionamiento. La caída del 30% de los precios medios y una rentabilidad potencial de operación menor son algunos de los motivos que explicó Vázquez.

Normas