Primera emisión después de la nacionalización

Bankia coloca 1.000 millones en deuda sénior tras una demanda de 3.500

Sede de Bankia
Sede de Bankia

Bankia ha cerrado con rotundo éxito su primera emisión de deuda después de la nacionalización, en mayo de 2012. Ha colocado 1.000 millones en bonos sénior a cinco años después de recibir una demanda por 3.500 millones de euros.

El camino queda así abierto para la financiación de las entidades españolas nacionalizadas en el mercado de capitales, que están aprovechando el arrollador inicio de año en la deuda soberana para reencontrarse con los inversores de renta fija. La entidad que preside José Ignacio Goirigolzarri se habría planteado en principio una colocación de entre 500 a 750 millones de euros pero la fuerte demanda recibida, de 3.500 millones de euros, ha cerrado el importe de la emisión en los 1.000 millones.

El precio adjudicado ha sido de 235 puntos básicos sobre el índice midswap, el que se utiliza como referencia en las emisiones de la banca. Y este diferencial se ha reducido a lo largo de la colocación, ya que pasó desde los 250 puntos básicos del punto de partida a los 240 posteriores, para quedar finalmente en los 235.

La operación ha sido coordinada por Bank of America Merrill Lynch, Commerzbank, Natixis y UBS y se produce tan solo un día después de que BMN abriera el mercado de emisiones de la banca española en 2014 con una colocación de cédulas hipotecarias por 500 millones de euros. 

La cédula hipotecaria es la deuda más segura que puede emitir una entidad financiera y era por tanto la opción más favorable para el reencuentro de BMN con los inversores, también en su primera colocación como entidad nacionalizada. Las cédulas están respaldadas por el banco, por los titulares de las hipotecas y, en última instancia, por los propios activos sobre los que pesa la hipoteca, los inmuebles. Además, presentan la ventaja de no ser una deuda sujeta a la eventual quita que implicaría un rescate, según apuntan fuentes financieras, lo que añade garantías adicionales para el inversor. Bankia ha elevado el listón con deuda sénior, que tiene por único aval el de la propia entidad.

 

Normas
Entra en El País para participar