La deuda a corto plazo cae a mínimos históricos

El Ibex registra el peor arranque del año desde 1997

El Ibex registra el peor arranque del año desde 1997

El año empieza frío en los parqués de renta variable. Después de un excelente 2013, con más de un 20% para el Ibex y el mejor balance anual en casi 20 años para Wall Street, el mercado no parece cautivado por el llamado "efecto enero", que tira de los parqués en las primeras sesiones del ejercicio. En la primera sesión de 2014, el Ibex cede en un 1,58% para quedar en los 9.760,3 puntos. Registra así el peor arranque del año desde 1997. En el mercado de deuda, sin embargo, la rentabilidad de los plazos más cortos del papel soberano cae a mínimos históricos y la prima de riesgo cierra en niveles de mayo de 2011.

El gran punto negro del selectivo ha sido Sacyr, que se ha desplomado un 8,95% después de suspender las obras del Canal de Panamá debido a que los costes superan los inicialmente previsto, y Bankia, que ha retrocido un 4,2%. Tambien han registrado perdidas pesos pesados como Santader (-2,1%) Telefónica (-1,9%) o Inditex (-1%). En el otro lado de la balanza, Gamesa se apunta un 4% y Jazztel un 1,1%.

La apertura de Wall Street en negativo tampoco ha ayudado. Dow Jones pierde en torno a un 1% puntos hasta los 16.471,41, mientras que el selectivo S&P 500 cede un 0,6% para quedar en 1.836,11. Estos descensos se producen incluso tras las buenas cifras del sector manufacturero nacional durante el mes de diciembre que han sido publicadas hoy por el Instituto de Gestión de Suministros (ISM, en inglés). Tampoco parece haber influido que la cifra semanal de solicitudes de subsidio por desempleo en Estados Unidos haya disminuido en 2.000 y se situe en 339.000, el nivel más bajo en cuatro semanas.

La deuda pública a corto plazo se deshincha hasta mínimos históricos

IBEX 35 8.675,70 -1,26%

La buena noticia está en el mercado de deuda. Los títulos a dos años pagan menos que nunca, un 1,18%. Mientras que el papel soberano a cinco años también está cerca de su mínimo histórico del 2,44%. Además, la prima de riesgo mejora con fuerza y se sitúa en mínimos desde mayo de 2011, al caer unos 16 puntos básicos, hasta los 203 puntos básicos, debido al incremento del rendimiento del bono alemán a diez años, que se sitúa en el 1,96%, frente al 1,929% de su último cierre, el pasado martes. Por su parte, la rentabilidad del bono español a 10 años cae por dejo del 4% frente al 4,140% de su última sesión del año pasado.

De este modo, el coste de financiación de la deuda española certifica en el arranque del nuevo año su marcada mejoría desde los 400,10 puntos básicos registrados el 2 de enero de 2013, cuando alcanzaba una rentabilidad del 5,220%.

“Las compras vienen tanto de inversores nacionales como extranjeros y se ven en todos los plazos. Además, el volumen de negociación es considerable y se ven operaciones que rodan los 100 y 150 millones de euros”, explica Javier Casal, de la mesa de deuda pública de Ahorro Corporación. Las compras de deuda soberana española que se han visto en la primera jornada de mercados del año son de nuevo la confirmación de la apuesta de los inversores por la recuperación de la economía española. “Las compras responden a una cuestión no tanto de búsqueda de rentabilidad sino por la sensación de seguridad”, añade Casal.

Los inversores habrían dejado a un lado la última preocupación que ha dominado al mercado de deuda y que frustró una mejora adicional de la prima de riesgo en la recta final de 2013: el temor a que el test de estrés que realizará este año a la banca penalice de algún modo la abundante cartera de deuda de los bancos. Esta inquietud aún no se ha disipado, puesto que no se ha concretado aún el tratamiento que se le dará a la deuda en el test, a lo que se añaden las advertencias del BCE para que los bancos no abusen del carry trade. Pero había desparecido del ánimo de los inversores en el arranque del año, según apuntan desde Ahorro Corporación.

Las apuestas de los inversores se dirigen ahora a que el rendimiento del bono a diez años descienda al entorno del 3,6% ó 3,7% y las previsiones más optimistas hablan de una prima de riesgo entre los 160 7 170 puntos básicos. “Vemos un entorno más razonable en los 180 a 200 puntos básicos en el primer semestre”, añade Casal.

Por lo demás, la agenda financiera está huérfana esta mañana. Sólo con el dato de pedidos industriales en China calculado por el banco HSBC, algo peor de lo esperado y que ha arrojado el nivel más bajo en tres meses. Con todo, en la zona las mayores pérdidas han correspondido a los mercados de Corea y Tailandia. Shanghai ha caído menos del 0,5%, mientras Tokio está cerrada hasta el lunes.

En el mercado de divisas, el euro se mantiene estabe cerca de los 1,38 dólares, después de haber marcado un récord cerca de los 1,39 el viernes pasado, movimiento que los expertos atribuían a la repatriación de reservas antes del cierre de año por parte de la banca europea de cara a los exámenes de calidad de activos del BCE.

Normas
Entra en El País para participar