El S&P 500 gana casi el 30% en 2013

¿Qué crisis? La Fed lleva a Wall Street a su mejor año en casi dos décadas

Imagen del exterior de la Bolsa de nueva York.
Imagen del exterior de la Bolsa de nueva York. REUTERS

Wall Street cerró hoy su mejor año en casi dos décadas, en el que el índice Dow Jones de Industriales ha marcado 52 récords diarios durante un ejercicio memorable para los inversores.

 Alimentados por la avalancha de dinero barato bombeado por la Reserva Federal (que redujo los tipos de interés en la deuda pública) y luego por los indicios cada vez más claros de la recuperación económica estadounidense, las acciones se han convertido en la inversión preferida en el país.

El año 2013 termina con 52 récords del Dow Jones, que ha ganado un 28,50% durante este ejercicio, el mejor para el índice desde 1995, mientras que el S&P 500 ha subido un 29,60% estos doce meses (su mejor año desde 1997).

El índice compuesto del mercado Nasdaq ha progresado un 38,32%, lo que supone su mejor año desde 2009.

Tras semejante año, la cuestión que se plantean todos los analistas y operadores es si los mercados podrán mantenerse o están abocados a una corrección; la teoría predominante por ahora es que en 2014 habrá ganancias moderadas ya que los precios de las acciones están en niveles realmente elevados.

“Los inversores parecen tener elevadas expectativas de que 2014 será un buen año para las acciones, pero no se repetirá el enorme desempeño de este año”, señaló en un comentario Fred Dickson, analista de Individual Investor Group.

A pesar del elevado precio de las acciones, los reducidos tipos de interés y la baja rentabilidad de los bonos, públicos o privados, hacen que la renta variable siga teniendo atractivo.

El año 2013 ya comenzó en Wall Street de forma meteórica tras el acuerdo de ultimísima hora en el Congreso de Estados Unidos para evitar el llamado “precipicio fiscal”, un pacto que no se cerró hasta el mismo 1 de enero.

A partir de ahí, la continuación de las inyecciones de dinero de la Fed y la mejora de la economía empujaron los índices, de forma que el Dow Jones de Industriales alcanzó su primer récord del año a comienzos de marzo, cuando recuperó los niveles máximos de octubre de 2007, antes de la crisis financiera.

Luego llegó el nivel de los 15.000 puntos, conquistado en mayo, y después la barrera de los 16.000, superada en noviembre.

Los mercados neoyorquinos mantuvieron el temor durante buena parte del año a que la Reserva Federal comenzara a recortar su estímulo monetario a la recuperación económica de este país, que era de 85.000 millones de dólares mensuales.

De hecho, las bolsas registraban descensos cada vez que un responsable de la Fed hablaba de la posibilidad de iniciar el temido “taper” o unos buenos datos económicos hacían temer a Wall Street que esa medida podía adelantarse.

Sin embargo, para cuando la Reserva Federal decidió el pasado 18 de diciembre recortar ese apoyo hasta 75.000 millones mensuales, la repetición de indicadores favorables sobre la economía estadounidense había logrado que Wall Street perdiera ese miedo, de forma que la cotización de las acciones prosiguió su camino ascendente.

Normas