Llevará su sistema a estos automóviles

Google se alía con Audi y traslada la guerra con Apple a los coches

Producción del nuevo Audi A3 Cabriolet.
Producción del nuevo Audi A3 Cabriolet. Abdruck fuer Pressezwecke honorarfrei

Tras convertirlo en el rey de los smartphones, ocupar una de las primeras posiciones en tabletas y desembarcar en televisores y gafas, Google tiene nuevos planes para su popular sistema operativo Android. La poderosa plataforma pone rumbo a otro mercado, el del automóvil. Según informa The Wall Street Journal, el gigante de las búsquedas y Audi habrían llegado a un acuerdo para llevar el popular sistema operativo a los coches de la multinacional alemana.

 Parece que ambas compañías planean anunciar la alianza durante la próxima feria de la electrónica de consumo CES de Las Vegas, que arranca el próximo 7 de enero. El objetivo que persigue el proyecto es llevar Android al sistema de entretenimiento e información de los automóviles.

Aún falta por conocerse los detalles del acuerdo, pero el citado periódico ya avanza que la iniciativa implicará a otros fabricantes de automóviles y compañías tecnológicas, como el fabricante de chips Nvidia, que ayudará a la integración de Android en los vehículos. Al final, la meta es que tanto el conductor como los acompañantes puedan acceder a todo tipo de contenidos como música, asistentes de navegación y aplicaciones, todo basado en Android, como ya ocurre en otros dispositivos como los móviles, para el que se creó hace unos años, y las tabletas.

El movimiento de Google tiene otro propósito añadido: frenar el avance de Apple en el sector de la automoción. La compañía de la manzana se adelantó a los de Mountain View y el pasado junio ya desveló alianzas con fabricantes como BMW, General Motors, Honda, Daimler AG y Ferrari para incorporar dispositivos con iOS, su plataforma rival de Android dentro de los futuros vehículos de estas marcas. Así que la guerra iOS-Android, muy dura en los teléfonos inteligentes y en las tabletas, promete ser dura también en el automóvil.

El interés de Google y Apple por el sector del automóvil no es gratuito. Ambas multinacionales saben que al año se fabrican una media de 80 millones de nuevos vehículos (entre coches y camiones ligeros) y que cada vez más estos automóviles estarán conectados a internet, formando parte del llamado internet de las cosas. Algunas cifras barajadas por el mercado apuntan que en 2025 el 60% de los coches estarán conectados a la red;otras, más optimistas aseguran que para 2020, el 90% de los vehículos vendrán equipados con soluciones de conectividad, frente al 10% actual.

La apuesta de Google por la industria de los coches no es nueva, y va mucho más allá de querer llevar su Android en las nuevas tecnologías de navegación y entretenimiento de los vehículos. La compañía ha fabricado y ya prueba por las calles de San Francisco prototipos de coches inteligentes que se conducen solos, gracias a múltiples cámaras y sensores.

A la espera de que Audi y Google cuenten los detalles sobre su alianza, sobre la mesa queda un interrogante: ¿Se comprarán los consumidores los coches según lleven Android o iOS, como ya ocurre en tabletas y smartphones?

 

Normas