Amplía de nuevo el plazo para aceptar la oferta de canje de la fusión
Braulio Medel, presidente de Unicaja.
Braulio Medel, presidente de Unicaja.

Unicaja propone una compensación a los minoritarios de Ceiss

La entidad malagueña intenta sumar el apoyo de los bonistas excluidos del arbitraje

Aún no está dicha la última palabra en el proceso de fusión de Unicaja y Ceiss. Los inversores minoritarios de la entidad castellana podrán ahora recibir una compensación de Unicaja si han quedado excluidos del mecanismo de arbitraje del FROB y siempre que hayan aceptado previamente la oferta de canje propuesta por Unicaja para absorber a la entidad.

Unicaja ha remitido un hecho relevante a la CNMV en el que detalla la decisión adoptada por el consejo de administración del banco el día 27 y en el que ha decidido añadir cambios en el folleto de oferta de canje a los titulares de acciones y bonos de Ceiss. En concreto, ha decidido "implementar un mecanismo de acompañamiento" a la propuesta ya avanzada en noviembre y por la que se concedía a estos inversores la posibilidad de someterse a un proceso de arbitraje orquestado por el FROB con el que recuperar parte o la totalidad del dinero invertido en su día en preferentes de la entidad castellana, luego convertidos en bonos sobre los que Unicaja lanza ahora su oferta.

Unicaja reconoce que quienes solicitaran ese arbitraje, condicionado a la aceptación de la oferta de canje, "no conocerán el resultado de su solicitud ni, en su caso, la cantidad con la que el FROB ha decidido compensarles, hasta después de finalizado el proceso de tramitación de la oferta". Y "con el fin de mitigar la incertidumbre que este hecho pueda generar y de facilitar la valoración de la oferta por parte de sus destinatarios", según explica Unicaja, la entidad malagueña anuncia ahora la entrega de una cantidad en metálico a los inversores minoristas titulares de bonos convertibles de Ceiss. Establece eso sí, la condición de haber aceptado la oferta de canje de Unicaja y que se les haya negado la opción del arbitraje del FROB.

La citada cantidad, que no podrá superar en ningún caso los 200.000 euros, es el resultado de aplicar una fórmula. Al 75% del valor nominal de los bonos de Ceiss (el porcentaje del 75% coincide con el grado de aceptación de la oferta marcado por Unicaja), se resta el valor de los bonos que ofrece Unicaja y el diferencial de intereses (diferencia entre la rentabilidad del importe invertido y la rentabilidad media de depósitos).

Las solicitudes para esta suerte de compensación mientras termina de resolverse la petición de arbitraje se deberán presentar en las oficinas de Ceiss o Unicaja. Y como consecuencia de esta nueva propuesta, el plazo para que los inversores minoritarios de Ceiss acepten la propuesta de Unicaja se amplía del 10 de enero al 20 de enero, hasta las 15:30 horas.

Las condiciones de la compra implicaban que Unicaja debía hacerse con el grueso del capital de Ceiss y con el 75% de la suma de accionistas y bonistas (antiguos tenedores de preferentes y deuda subordinada) de las cajas castellanas.

Los bonistas, sin embargo, han sido muy críticos con la propuesta de Unicaja que entre otras cosas les somete a una nueva quita, del 71%, y les impide acudir a la vía judicial que hasta la fecha está dando buen resultado a los particulares.

Ante su reacción, de hecho, la junta de accionistas de Unicaja permitió al banco eludir esta segunda condición llegado el caso. Lo que no quiere decir que no vaya a intentar lograr el apoyo de los minoristas, como demuestra la propuesta anunciada hoy. De hecho, las condiciones del arbitraje propuesto tampoco fueron aceptadas de buen grado, un rechazo que Unicaja intenta suavizar ahora con una compensación en metálico que, de paso, disuada a los pequeños inversores de acudir a la vía judicial para recuperar un ahorro que oscila entre los 28.000 y 30.000 euros por persona. 

De momento, Unicaja ha comunicado haber “alcanzando un porcentaje de capital de de Banco Ceiss del 86,72%, con lo que se habría cumplido así la primera de las condiciones de aceptación mínima”, según un hecho relevante remitido el pasado 16 de diciembre. Fuentes de mercado aseguran que esa aceptación sería ya incluso mayor, cercana al 90%, con lo que Unicaja tendría prácticamente asegurado el éxito de la operación de canje con la que materializar la fusión. 


Normas