Los analistas ponen el techo en los 10.000 puntos
Mini rally a la vista ¿Hasta dónde puede llegar el Ibex?

Mini rally a la vista ¿Hasta dónde puede llegar el Ibex?

Había creado tanto recelo que cuando finalmente llegó la noticia las consecuencias no han sido para tanto. El cómo y el cuándo llegaría el principio del fin de los estímulos monetarios a la economía estadounidense tenía en vilo al resto de mercado. La noticia llegó el miércoles. La marcha atrás se hará poco a poco y teniendo muy en cuenta el vigor de la recuperación de la actividad en EE UU. La respuesta a tanta cautela fue prácticamente de júbilo en todas las plazas financieras. El Ibex ha salido de la zona pantanosa en que llevaba enfangado las últimas semanas. Ha perforado los 9.600 y la pregunta es ¿habrá mini rally de aquí al final de año?

“Ha salido de un doble suelo en el entorno de los 9.200 y los 9.500. Quedan pocos días pero es posible que alcance la siguiente frontera de los 9.9000 puntos”, señala Natalia Aguirre, directora de análisis y estrategia de Renta 4. El selectivo tiene exactamente cinco jornadas para intentar el asalto. Un plazo el que no se esperan grandes noticias macro, ni resultados empresariales. Nicolás López de MG Valores considera que el turbo de la Reserva Federal pueden incluso propulsar al selectivo hasta los 10.000 puntos: “estábamos en un entorno correctivo. Los mercados confirmaron el jueves el giro y sería lógico irnos a la parte alta de la tendencia, entre los 9.900 y los 10.000”.

Las plazas europeas están todas en verde desde entonces y Wall Street se dio miércoles un nuevo festín. El Dow Jones de Industriales y el selectivo S&P 500 registraron nuevas marcas históricas, ganando el primero casi 300 puntos en una sesión y el segundo casi 30. Ambos superaron sus barreras psicológicas, establecidas en las marcas de 16.000 y 1.800 unidades respectivamente. En las jornadas siguientes han permanecidos cerca de estos techos.

“Bernanke ha sido muy hábil comunicado su decisión. Será una retirada muy gradual y que responde a una recuperación económica sobre todo en el empleo. Las previsiones de tasas de inflación para todo el año están por debajo del 2%. Y lo más importante, los tipos de intervención ha dicho que no se tocan hasta 2015”, apunta Aguirre.

Siete meses después de avisar que los estímulos no serían para siempre, la Fed ha decidido mover la ficha muy lentamente. Baja de 85.000 a 75.000 millones de dólares sus compras mensuales de bonos del Tesoro y títulos hipotecarios. “Había cierto temor a una decisión muy restrictiva. Pero lo que ha hecho simplemente es aminorar el ritmo de compra”, recuerda Lopez, que espera que el año que viene siga la tendencia positiva. “La recuperación de la economía en la eurozona va muy despacio y los resultaos empresariales aún les queda recorrido”.

“El panorama para la renta variable de cara al 2014 creemos que es muy positivo", apuntan desde Link Análisis. "Esperemos que a partir de ahora las buenas cifras macroeconómicas sean celebradas en las bolsas como tales, ya sin el miedo –lo que genera incertidumbre- a que un dato pudiera conllevar un movimiento de los bancos centrales no deseado". Natalia Aguirre es de la misma opinión. “Las bolsas tiene que acostumbrarse a dejar de subir por inyecciones de liquidez y apoyarse en la recuperación de los resultados empresariales. Es un anticipo de lo que va a venir”.

Normas