Tras cuatro años de ausencia
Sala del restaurante Al Trapo, en el hotel de Las Letras de Madrid.
Sala del restaurante Al Trapo, en el hotel de Las Letras de Madrid.

Paco Morales entra Al Trapo en Madrid

Prepara para 2015 la apertura en Córdoba de una restaurante de su propiedad

Es el autor de la oferta culinaria del hotel Torralbenc (Menorca)

Ha sido un regreso esperado, y no ha defraudado. El chef cordobés Paco Morales ha vuelto, después de cuatro años de ausencia, a Madrid, donde hasta 2009 trabajó en Senzone en el Hotel Hospes. Y lo ha hecho a la Gran Vía, a un restaurante a su medida, Al Trapo, en el Hotel de Las Letras, del grupo Anima Hotels. El concepto que desarrolla en este vistoso espacio, decorado como si de un colmado moderno se tratara y concebido para finalizar la elaboración de los platos en sala, es de alta cocina informal, como él mismo lo ha bautizado.

El bagaje de este cocinero, de 32 años, formado en elBulli y en Mugaritz, viene avalado por su experiencia en el Hotel Ferrero en Bocairent (Valencia), donde consiguió una estrella Michelin. En la actualidad prepara la apertura en su tierra natal de un restaurante, y firma la oferta culinaria del hotel Torralbenc en Menorca. En Madrid, la carta se divide en ocho apartados: para comer con la mano y chuparse los dedos, pícaros y picantes, mar de meseta, de aquí al lado, de la esquina; o dulces, pequeños delitos, entre otros. El cliente puede seleccionar a su antojo la composición de su menú que siempre puede compartir, y comenzar por los aireados de tortilla con pimiento verde y anchoa, o los bollos preñaos con morcilla y huevo de codorniz con tocino ibérico, que se comen con la mano.

Foie gras con cinco especias y riesling.
Foie gras con cinco especias y riesling.

Otros platos recomendables son el ravioli de manitas de cordero con salsa perigord y trufa negra;el brioche ‘la France’ con papada, cacahuetes y teriyaki; un delicado pero escaso steak tartar, unos callos con alubias frescas, o un plato de caza como la paloma torcaz con pasta udon, hongos y salsa de ostras. El aperitivo es pan, con polvo de tomate seco y aceite, que acompaña a los embutidos de Carrasco. De postre se puede pedir una tabla de quesos. La carta de vinos tiene 30 referencias. Precio: 40 euros.

Al Trapo:Caballero de Gracia, 11. Madrid. Tel. 915 24 23 05.

Normas