El sector espera crecimientos por primera vez desde 2007
Motocicletas aparcadas en una calle de Madrid.
Motocicletas aparcadas en una calle de Madrid.

Luz al final del túnel para las motocicletas en 2014

El mercado de motocicletas lleva cinco años cayendo vertiginosamente. El volumen de motos matriculadas anualmente se ha reducido a un tercio desde 2008. Mientras que ese año se vendieron casi 300.000 motocicletas, entre ciclomotores y motos a partir de 125 centímetros cúbicos (cc), este año cerrará con unas ventas de algo más de 106.100 unidades, un 8,93% menos que en 2012, cuando se vendieron 116.511 motos. Tras más de 60 meses de vagar por el desierto, la industria parece ver la luz al final del túnel. Las primeras previsiones señalan que 2014 será un año de crecimiento, al menos para las motos de 125cc. El ciclomotor parece que no tendrá tanta suerte.

Según las previsiones facilitadas ayer por Kymco, la segunda marca de motos más vendida en España, en 2014 el mercado de motocicletas cerrará con un crecimiento del 2,9%, con unas ventas totales de unas 109.200 unidades. Este incremento responderá a la subida en ventas del segmento de las motocicletas a partir de 125cc, que crecerán un 4,16%, con unas ventas totales de 95.100 unidades.

El segmento del ciclomotor, sin embargo, “no parece encontrar su suelo”, afirmó Carlos Wang, director de marketing de Kymco en España y encargado de presentar las cifras ante los medios de comunicación. Después de encadenar 78 meses consecutivos de decrecimiento, desde abril de 2007, al ciclomotor aún le esperan “cinco meses más del año que viene al menos, en los que no se van a vender ni 1.000 unidades en toda España”, afirmó Wang.

Así, el próximo año cerrará con 14.100 unidades vendidas, cuando en 2007 se vendían más de 120.000 ciclomotores. Desde que la normativa permitiera conducir motocicletas de hasta 125cc con el permiso de conducir B (el habitual para conducir coches) y no solo ciclomotores, el gran público ha optado más por el segmento superior, penalizando las ventas de los vehículos más pequeños.

Por otra parte, los que verdaderamente están tirando del mercado hacia arriba son los megascooters, que pertenecen al grupo de motocicletas de más de 125cc. Estos modelos tienen cada vez más adeptos por tener más prestaciones que una moto scooter, más cilindrada y ser automáticos, más cómodos y con mayor capacidad de carga que una moto de carretera. Se eligen por aquellos que priman la movilidad frente a la conducción más deportiva de las motos de carretera.

De hecho, por primera vez en 2013, se han vendido más megascooters que motos de carretera en España, algo absolutamente inédito en el mercado. Se han vendido 14.054 scooters de gran cilindrada frente a las 12.487 motos de carretera. Este segmento creció un 6% en el año, con picos de incremento de ventas de hasta un 45% en noviembre, frente a una caída de los modelos de carretera del 30% en el acumulado anual.

Según los responsables de Kymco, este crecimiento responde a que “la economía española ya está tocando suelo” apoyados en los primeros indicios de crecimiento del PIB español. Además, el efecto de la subida del tipo de IVA en los últimos meses de 2012 redujo mucho las ventas en el último trimestre. “Ya contábamos con un crecimiento en este último trimestre del año pero ha sido intensamente más positivo de lo que estimamos en febrero”, afirmó Wang. Por otro lado, la climatología de 2013 es más favorable al uso de las motos que la del año pasado, con unos meses de septiembre, octubre y noviembre de este año más cálidos y secos que en el mismo trimestre del año anterior.

Honda y Kymco lidera el mercado

Por marcas, Honda encabeza el mercado español de motos con unas ventas en 2013 de 15.239 unidades, un 11,72% menos que un año antes. Aun así, mantiene una cuota de mercado del 17,47%. Kymco se coloca en segunda posición en el ranking, con unas ventas anuales de 11.606 unidades y un alza respecto a 2012 del 5,99%. Ostenta una cuota del 13,31%, mientras Yamaha sube al podio en tercera posición.

Normas