El consejo de la compañía valora la oferta lanzada por Damm
Demetrio Carceller, presidente de Damm.
Demetrio Carceller, presidente de Damm.

Cartesian dice que Carceller quiere ser "juez y parte" en Pescanova

Cartesian, el fondo estadounidense con el 5% de Pescanova, "no tolerará acciones que beneficien a un accionista singular en perjuicio del resto" ha advertido en una nota de prensa enviada por el despacho Cremades & Calvo Sotelo, que representa intereses de accionistas minoritarios en la multinacional gallega a través de la asociación Aemec.

El consejo de administración de Pescanova celebra hoy una reunión para valorar la oferta presentada por Damm, de la familia Carceller, junto con Luxempart, otro accionista de referencia de Pescanova, la sociedad de capital riesgo KKR y la firma de inversión Ergon Capital. En la junta de accionistas celebrada el pasado mes de septiembre Damm logró imponer su consejo de administración propuesto y nombró como presidente a Juan Manuel Urgoiti. El grupo de la familia Carceller es también el primer accionista de Pescanova con el 7,8%, como han revelado en declaraciones al juez los principales ejecutivos de la compañía, informando que Carceller posee 6,2% a través de Damm y otro 1,6% a través de la petrolera Disa.

En el comunicado los minoritarios denuncian que Carceller "quiere ser juez y parte, pues forma parte del Consejo que él mismo propuso y que tiene que decidir aprobar una oferta presentada por su propio grupo". De acuerdo a fuentes conocedoras del proceso, la oferta de Damm por Pescanova contempla una inyección de 250 millones de euros para hacerse con el 51% de la compañía; la banca se quedaría con el 49% restante. "De producirse ese hecho", advierten los minoritarios "se estudiaría exigir las responsabilidades civiles o incluso penales de esos consejeros".

Normas