La transición al nuevo urbanismo
Los expertos dicen que apostar por la rehabilitación creará 150.000 empleos

Los expertos dicen que apostar por la rehabilitación creará 150.000 empleos

Estiman necesaria una inversión de 260.000 millones hasta el año 2050

Es evidente que gran parte del desempleo en España se debe a un modelo de edificación insostenible. Las cifras de paro no mejorarán hasta que se reinvente”. Así de contundente se muestra el Grupo de Trabajo sobre Rehabilitación (GTR), un panel de expertos formado por empresas, arquitectos,  abogados, financieros y la Fundación Conama, que hoy presenta en un informe sus propuestas para reconvertir el  sector de la construcción hacia  un nuevo modelo de rehabilitación.

Esta es, según sus autores, una de las pocas vías que se abren al sector para crear de nuevo puestos de trabajo. España tiene hasta abril de 2014 para presentar a la Comisión Europea una estrategia de rehabilitación de edificios y cumplir con el objetivo del 20% de eficiencia energética en 2020. 

En su tercer informe, Estrategia para la rehabilitación, claves para transformar el sector de la edificación en España, sus autores desgranan una serie de medidas que España debería tomar para cumplir con Bruselas y generar 150.000 empleos directos entre 2012 y 2050 para la rehabilitación integral- arquitectónica y energética-de 450.000 viviendas anuales para ese año, “más otras decenas de miles de empleos a través de la renovación de los edificios no residenciales”.

El reto del momento es que “el sector de la rehabilitación no existe”, según Albert Cuchí, arquitecto de la Universidad Politécnica de Cataluña, coautor del documento. El primer diagnóstico del GTR es que los edificios absorben la tercera parte del consumo energético de España, “y son muy ineficientes”. De ahí el potencial para rehabilitar más de 10 millones de viviendas construidas sin aislamiento térmico, el 40% del parque inmobiliario, que se traduce en “facturas de energía altas, molestias, iluminación anticuada y calderas viejas e ineficientes”, factores “para catalizar el sector”.

La rehabilitación soluciona a largo plazo, según sus autores, las subidas en el recibo de gas y luz que han puesto al 10% de los hogares españoles en el umbral de la pobreza energética, familias que no pueden satisfacer sus necesidades de energía o que deben destinar más del 10% de sus ingresos mensuales a pagar el recibo de luz y gas, según los últimos cálculos de la Asociación de Ciencias Ambientales a partir de las estadísticas del INE.

Una de las claves del nuevo sector en ciernes está, según los expertos del GTR, en orquestar un sistema que adapte la obsoleta legislación actual, con un vacío de 28 años entre la primera regulación sobre aislamiento hasta el actual Código Técnico de la Edificación, puesto en marcha en 2006 para las viviendas de nueva construcción. En ese nuevo esquema normativo los expertos piden subvenciones del 25% para la rehabilitación de cada vivienda, que prevé financiarse con los ahorros energéticos que vaya generando al ser más eficiente.

Según el informe, cada hogar deberá realizar una inversión inicial media de 6.000 euros para transformar su vivienda, una vez descontados la subvención y los ahorros que se  irían generando en agua caliente sanitaria, calefacción y  en la revalorización de la vivienda en el mercado. Este el gancho con el que el sector cuenta para despertar el interés de los bancos, claves para poner en funcionamiento la rehabilitación. Los expertos proponen la creación de un fondo, en el que los bancos financien la rehabilitación de las viviendas con créditos a 20 años al 5% de interés, cuyo pago se realizaría mediante la factura, que no tendría incrementos gracias a los ahorros energéticos. En total, el GTR estima la inversión necesaria en 260.000 millones de euros hasta 2050.

La garantía para las entidades financieras, en plena indigestión de activos inmobiliarios, es que el parque rehabilitado se revalorizaría entre un 10% y un 20%. “Sería un producto financiero hecho a medida de la eficiencia energética, que aún no existe en España”, según Peter Sweatman, director general de Climate Strategy&Partners, coautor del informe.

Alemania y Reino Unido, los ejemplos a seguir

Una de las inquietudes de los expertos es atraer a los bancos como vehículo de financiación de las obras de rehabilitación en las viviendas. Para facilitar el pago y evitar la contratación de un crédito al uso, como una hipoteca, el GTR se ha inspirado en el caso de Alemania, donde se propone en primer lugar que los particulares identifiquen las mejoras que necesitan en la vivienda, y las realicen a través de una empresa de servicios energéticos, la cual calcula el consumo y realiza una estimación del ahorro potencial.

Esa misma empresa pone al cliente en contacto con un banco, con el que este firma un préstamo, cuyo pago se amortiza a través de la factura energética, que se reduce al tener una vivienda más eficiente. Reino Unido y California (EE.UU) están promoviendo sistemas similares,que también estudian Francia e Italia.

Escaso interés de las empresas energéticas

La apuesta de los expertos por despertar el sector de la rehabilitación en España se está encontrando con el desinterés de las empresas energéticas, sobre todo a raíz de la reforma eléctrica del Gobierno. La nueva norma, diseñada para intentar reducir el déficit de tarifa, una deuda de 26.000 millones de euros del Estado con las compañías eléctricas, aumenta la parte fija del recibo, la correspondiente a la potencia instalada en cada vivienda.

En paralelo, la norma reduce la parte variable del consumo, una medida criticada por desincentivar la eficiencia energética, que es precisamente lo que pretende el impulso a la rehabilitación.
Para atraer a las energéticas, el GTR alude a la creación de legislación que obligue al sector a involucrarse en medidas a favor de la eficiencia energética, a través de productos hechos a medida.

Un nuevo empleo cuesta menos que el subsidio de un parado

El apoyo público para crear cada nuevo empleo en rehabilitación de hogares españoles oscila entre 13.500 y 14.500 euros, mientras que el coste medio del subsidio de una persona desempleada es de unos 19.991 euros, según apuntan los expertos del GTR como una de las claves para apostar por la reconversión del sector de la edificación en España hacia la rehabilitación arquitectónica y energética de edificios.

En 2012, el Grupo de Trabajo sobre Rehabilitación trazó un plan de acción para rehabilitar 10 millones de viviendas principales construidas en España para crear una media de 150.000 empleos directos estables y de calidad. En este tercer trabajo, sus autores sitúan ese cálculo en 170.000 empleos directos hasta 2050, cuando se espera que el sector de la rehabilitación alcance su máximo potencial.

Normas