Informe del Banco Mundial
El presidente del Banco Mundial, Jim Yong Kim.
El presidente del Banco Mundial, Jim Yong Kim. EFE

Los riesgos económicos de los emergentes preocupan ya más que los políticos

La inversión extranjera directa en países emergentes pisará algo el freno el próximo año. Según datos del último informe del Banco Mundial sobre Inversiones en el mundo y riesgos políticos, este tipo de inversión cerrará 2013 con un crecimiento del entorno del 2%, tras recuperarse de un bache sufrido el año pasado. Si embargo, según las previsiones de este organismo, en 2014 volverá a frenarse este tipo de inversión y no será hasta 2015 cuando recupere mayores ritmos de crecimiento.

En concreto, este tipo de inversiones cayeron el pasado enercicio de los 628.000 millones de dólares en 2011 a 604.000 en 2012 y se espera que al cierre del presente ejercicio suba hasta los 617.000 millones.

¿Cuáles son los riesgos que llevan a los inversores a frenar estas inversiones en países en vías de desarrollo? El Banco Mundial responde a esta pregunta en esta nueva edición de este informe y resalta que, por primera vez desde que sondea a los inversores, los riesgos macroeconómicos de los emergentes son la primera preocupación a la hora de desembarcar en estos países, desbancando a los riesgos políticos de estos Estados, que habían sido hasta ahora el principal freno a la inversión extranjera.

Así, el 21% de los inversores apuntó a los riesgos macroeconómicos de estos países como los más preocupantes para invertir en ellos a medio plazo; seguidos de las incertidumbres políticas, que conciernen al 19% de los consultados y la falta de mano de obra cualificada (18%).

Si bien lejos de descender, la preocupación por los riesgos políticos se mantiene en niveles similares a los de años anteriores. El hecho de que se mantenga la alerta por este tipo de riesgos, supone un incentivo para la industria de los seguros de crédito y los seguros a la exportación, según recuerda el informe del Banco Mundial. El año pasado, incluso con la inversión directa extranjera cayendo, esta industria aseguradora, que está dominada por el sector público en su mayoría, incrementó su negocio un 33% hasta los 100.000 millones de dólares.

Normas