Breakingviews

Vestida para triunfar

Versace está valorando distintas firmas de capital privado para financiar un incremento de capital. La firmacalcula que vale de más de mil millones de euros y que podría triplicar su valor en tres años. Existe un potencial real, porque Versace está detrás de las tendencias del sector. Sin embargo, hay que tener en cuenta que se pagaría un alto precio por una participación minoritaria escasa al lado de una poderosa familia.

Han sido unos años desagradables para el influyente sello. Después del asesinato del fundador Gianni Versace en 1997, el control pasó a su sobrina Allegra, su hermana Donatella y su hermano Santo. Algunos años después, la empresa no estaba para la crisis financiera, y se vio obligada a deshacerse de líneas de negocio mal ajustadas y de tiendas.

Aun así, la ruta a seguir está clara. El consejero delegado Gian Giacomo Ferraris ha presidido un renacimiento partiendo de una base baja. El efectivo exterior ayudará al grupo a copiar los movimientos de sus rivales –abriendo más tiendas de propiedad directa, trayendo a casa productos con licencia, y mejorando su perfil en China–.

El trato podría no satisfacer a todos. Supongamos que un inversor inyecta 150 millones de euros, y compra 50 millones de euros en acciones de Santo Versace –el único accionista actual que va a vender parte de sus propiedades– todo por una participación del 20%. Las personas familiarizadas con el asunto dicen que el Ebitda, en 46 millones de euros en 2012, podría acercarse a los 70 millones este año. Así que una valoración de mil millones ascendería a aproximadamente 14 veces el Ebitda del año en curso. Es un múltiplo elevado para un negocio en transición –sobre todo si se va a comprar una participación minoritaria–.

Eso puede no agradar a muchos inversores. No es de extrañar que los últimos informes sugieran que los compradores más probables serían el estado italiano y los gestores de Qatar, trabajando juntos. Sin embargo, si todo va según lo previsto, el triple de dinero en tres años es una rentabilidad anual del 44%, lo que parecería bastante fabuloso.

Normas