Un estudio de PwC prevé una lenta recuperación si no se aplican más reformas
GRA145 MADRID, 3122013.- El ministro de Economía, Luis de Guindos, durante la presentación del informe de la consultora PwC "La economía española en 2033". Guindos ha insistido en que hay datos "positivos" sobre todo porque el mes de noviembre es "muy complejo desde el punto de vista estacional" pero  que "queda mucho camino por recorrer" y ha dicho hoy que "es posible" cerrar el año sin destrucción de empleo. EFESergio Barrenechea
GRA145 MADRID, 3/12/2013.- El ministro de Economía, Luis de Guindos, durante la presentación del informe de la consultora PwC "La economía española en 2033". Guindos ha insistido en que hay datos "positivos" sobre todo porque el mes de noviembre es "muy complejo desde el punto de vista estacional" pero que "queda mucho camino por recorrer" y ha dicho hoy que "es posible" cerrar el año sin destrucción de empleo. EFE/Sergio Barrenechea EFE

Lo que la crisis se llevó no volverá hasta dentro de 20 años

Guindos confía en que no se cumplan los pronósticos porque el informe no valora lo ya reformado

En 2033, el 90% de la población vivirá en países en desarrollo y producirá el 67% del PIB global

En concreto, el PIB español rozará los 1,3 billones de euros y tendrá un crecimiento acumulado, hasta 2033, del 42%, por encima del de Alemania (26%), Italia ( 26%) y Francia ( 33%), y por encima también de la media de la UE, tanto de 17 como de 28 Estados. El documento revela, sin embargo, que la economía española no será capaz de recuperar, antes de 2033, el ritmo de crecimiento previo a la crisis, puesto que, hasta entonces, no avanzará a una tasa del 2% de media anual.

El ministro de Economía, Luis de Guindos, fue el encargado de presentar el estudio y aunque admitió que por lo que había leído el informe estaba muy bien hecho, confió en que no se cumplan sus pronósticos, ya que seguramente éste no ha tenido en cuenta los efectos de todas las reformas puestas en marcha. Respecto a los datos de paro registrado publicados ayer, Guindos se mostró esperanzado porque las cifras son positivas y aseguró que es “posible” que se cierre el año sin destrucción de empleo. No obstante, advirtió contra la tentación de ser excesivamente complacientes “porque queda mucho por hacer”.

El presidente de PwC, Carlos Mas, y el ex ministro de Administraciones Públicas, Jordi Sevilla, socio de la firma y uno de los autores del estudio, coincidieron en que el trabajo trata de valorar lo que ocurrirá si no se acometen medidas adicionales. En este sentido, según PwC, la economía española ganará peso respecto a las de los principales países europeos. De hecho, si en 2012 el PIB español era el 42% del alemán; en 2033 llegará al 48%. Lo mismo sucederá en relación a Italia, que pasará del 76% al 86%, y a Francia, donde aumentará del 62% al 66%.

En materia de empleo, España conseguirá alinear en 2033 su tasa de paro con la de los países del entorno y situarla en el 6,8%, aunque tardará más de 15 años en dejarla por debajo del 10% y de 20 años en volver a crear el empleo destruido durante la crisis. Por otro lado, en 2033 el PIB per cápita ascenderá a 31.370 euros frente a los 19.575 euros de 2012. Así, España superará la media de la UE, a Italia y a Francia y se acercará notablemente a Alemania (32.376 euros). Es más, la renta por habitante será el doble que la de China.

El informe de PwC hace un análisis de la evolución de los cinco grandes factores de crecimiento –empleo, capital, productividad, comercio exterior e innovación– que influirán en el devenir futuro de la economía española. En este sentido, concluye que la apuesta por la innovación, el aumento de la inversión y la apertura de las empresas serán algunas de las claves que estarán detrás del aumento de la productividad y del crecimiento de la economía durante los próximos veinte años.

El documento también esboza cómo será el mundo dentro de veinte años. China habrá multiplicado su economía por tres y en 2020 habrá superado ya a la de EE UU en términos absolutos, aunque no en PIB per cápita. El 90% de la población vivirá en países en desarrollo y producirá el 67% de la economía mundial y el 10% restante creará el 33%.

 

Normas