Las retribuciones para funcionarios caen un 2%

El Estado eleva el gasto salarial en altos cargos y personal de confianza

Hacienda justifica la subida en que muchos eventuales fueron contratados con el año 2012 ya iniciado

El sindicato CSIF critica que la masa salarial aumente sólo para ciertos colectivos

El gasto total del Estado en salarios, sin incluir clases pasivas, cayó un 2,4% hasta octubre. Sin embargo, este ahorro no se registra en los puestos más elevados de la Administración. El gasto en altos cargos supuso hasta octubre 61,2 millones de euros, un 0,5% más que en el mismo período del año anterior. Y las retribuciones del personal eventual (asesores y cargos de confianza) alcanzaron los 30,2 millones, un 7,9% más. En cambio, el Estado destinó hasta octubre 9.490 millones a pagar el sueldo a los funcionarios, un 2% menos. Y las retribuciones al colectivo de laborales al servicio de la Administración bajó un 4,4% hasta los 646 millones. También se redujeron los incentivos por rendimientos.

El sindicato CSIF crítica que la masa salarial aumente para altos cargos y personal de confianza, cuyo sueldo también está congelado. Fuentes de Hacienda indican que esta situación se debe a que el Gobierno de Mariano Rajoy se formó en diciembre de 2011. Ello significa que buena parte de los nuevos altos cargos y personal de confianza fueron nombrados ya entrado el año 2012 y, en algunos casos, meses después de la salida de sus antecesores. Hacienda justifica que el aumento salarial de 2013 se debe a que el año pasado hubo puestos que estuvieron varios meses vacantes.

El Estado eleva el gasto salarial en altos cargos y personal de confianza

En cualquier caso, el incremento de la masa salarial para los cargos de confianza también queda reflejado en los Presupuestos consolidados para 2014, que incluye al Estado central y los organismos públicos. El próximo ejercicio, el Ejecutivo destinará 41,6 millones a pagar las nóminas del personal eventual, un 2,4% más que la partida presupuestada para este ejercicio. El aumento llama la atención porque el número de cargos de confianza se reducirá en cinco personas hasta los 837 efectivos. Esta aparente contradicción sugiere que, si bien se producen más salidas que entradas en el colectivo de eventuales, los nuevos contratados tienen sueldos más altos. Hacienda define al personal eventual como los trabajadores que “en virtud de nombramiento y con carácter no permanente, solo realiza funciones expresamente calificadas como de confianza o asesoramiento especial”.

Es cierto que el gasto salarial en altos cargos y eventuales no alcanza el 1% del total, sin embargo, que las retribuciones suban para ambos grupos genera malestar entre los empleados públicos. De los 837 cargos de confianza de la Administración central, el 32% trabajará directamente para Rajoy o en el Ministerio de Presidencia.

El capítulo de gastos de personal es una de las partidas más relevantes de los presupuestos públicos y seguirá recortándose en los próximos ejercicios en la en la medida en que los sueldos de los funcionarios están congelados y la tasa de reposición es, con carácter general, del 0%. Es decir, que los empleados públicos que se jubilan no son reemplazados.

Normas
Entra en El País para participar