Los despidos se reducían hasta 219
Vehículos de la empresa pública Tragsa.
Vehículos de la empresa pública Tragsa. EFE

Los trabajadores de Tragsa tumban el preacuerdo alcanzado entre empresa y sindicatos

Las asambleas de los trabajadores de Tragsa rechazaron ayer martes por amplia mayoría preacuerdo alcanzado entre dirección y sindicatos sobre el expediente de regulación de empleo.

El pasado jueves dirección y representantes de los trabajadores alcanzaron un preacuerdo según el cual las salidas de trabajadores se reducían hasta 219, frente a las 836 planteadas en un primer momento por la empresa.

Una reducción de los despidos que estaba acompañada por medidas de flexibilidad laboral y geográfica de algunos trabajadores.

Los trabajadores de la empresa pública perteneciente a Sepi han instado hoy a sus representantes a que demanden a la empresa por el ERE ante la Audiencia Nacional.

El rechazo de los trabajadores de Tragsa al preacuerdo sigue los pasos dados por su filial Tragsatec, que cerró sin acuerdo su expediente de regulación de empleo en la madrugada del pasado sábado pese a que la empresa había reducido la cifra de despidos desde los 803 iniciales hasta 368, con medidas adicionales como la reducción de jornada para el colectivo de los administrativos.

En el caso de Tragsatec, la dirección de la compañía tiene 15 días naturales, desde el 22 de noviembre, para comunicar a las autoridades laborales y a sus trabajadores que medidas adopta finalmente.

Normas
Entra en El País para participar