Una auditoría avala las cuentas del SEPE
La ministra de Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez.
La ministra de Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez. EFE

Empleo reclama 70 millones de prestaciones cobradas indebidamente

El Boletín Oficial del Estado (BOE) publicó la pasada semana el informe de auditoría de las cuentas anuales correspondientes a 2012 del Servicio Público Estatal (SEPE), que es como se denomina en la actualidad el antiguo INEM.

La valoración general de este informe es positiva. Así, precisa que estas cuentas “representan en todos los aspectos significativos la imagen fiel del patrimonio, de la situación financiera o presupuestaria y los resultados del Organismo, y contienen la información necesaria y suficiente para su interpretación y comprensión adecuada, de conformidad con las normas y principios contables y presupuestarios”.

Sin embargo, los auditores que han elaborado este informe, instan a la corrección de varias “incertidumbres” y algunos “errores o incumplimiento de principios y normas contables”. Entre estos últimos, precisan que “el organismo no ha reconocido derechos por los reintegros de pagos indebidos de prestaciones por desempleo que están en vía ejecutiva. El importe aproximado del saldo pendiente de cobro en ejecutiva a través de las Unidades de Recaudación Ejecutiva de la Seguridad Social (URES) a 31 de diciembre de 2012 ascendió a 70.693.277,22 euros”.

En otras palabras, las cuentas del SEPE no recogen como ingresos pendientes de cobro 70,6 millones de euros en prestaciones por desempleo que han sido cobradas de forma indebida por parados, por distintos motivos como fraude descubierto, errores administrativos o pérdidas de derechos tras una revisión de la autoridad competente. Si bien las revisiones de irregularidades en las prestaciones de la Seguridad Social prescriben al cabo de cuatro años.

En cualquier caso, la citada cantidad está en estos momentos siendo reclamada por los recaudadores de la Seguridad Social.

Si el desempleado afectado por este cobro indebido es perceptor de otras prestaciones de la Seguridad Social, se le irá descontando de estas ayudas la cuantía que deba a la Administración hasta saldar la deuda, salvo que el propio deudor opte abonarla en un solo pago.

Corregir el error

Dado que estos 70,6 millones están en proceso de recaudación ejecutiva, el informe de la auditoría de cuentas del SEPE insta a los responsables de este organismo a “corregir” el hecho de que no se hayan reconocido estos derechos de cobro “mediante la oportuna provisión en función del índice de cobros de estos derechos”.

Normas
Entra en El País para participar