19.316 casos detectados en 2012, con un coste de 1.000 millones de euros

Seguro de coches: el fraude se dispara por la crisis

La crisis económica ha disparado los intentos de engaño contra las compañías de seguro, especialmente en el ramo de autos. Durante el año pasado se detectaron 19.316 casos en España, frente a los 9.632 que había en 2009. El impacto económico de este volumen de fraude fue de 1.002 millones de euros, de acuerdo con los cálculos realizados por Línea Directa, la mayor compañía aseguradora española en seguro directo.

Las modalidades de estafa contra las aseguradoras son numerosas. De hecho, el sector organiza todos los años un concurso donde se premian los casos destapados más llamativos. Sin embargo, los clásicos nunca mueren. Así, en las lesiones corporales, la práctica más común es simular un esguince cervical: collarín y gestos de dolor para intentar sacarle a la compañía 3.000 o 4.000 euros de indemnización.

El director de gobierno corporativo de Línea Directa, Francisco Valencia, considera qué la crisis económica ha disparado los intentos de fraude. "Hemos visto cómo han crecido los intentos de estafa por parte de jóvenes y pymes, dos colectivos especialmente afectados por la recesión", comenta durante la presentación del 2º barómetro de fraude.

En el caso de daños materiales, la práctica más frecuente es incluir en el parte daños que no se produjeron durante el siniestro, lo que sucede en tres de cada cuatro fraudes. La crisis también ha provocado que cada vez más los talleres estén en el ajo (estos casos se han triplicado desde 2009).

Tipología de la estafa

De acuerdo con el informe presentado por Línea Directa, en el 4% de los siniestros detectaron algún tipo de engaño. El importe medio del fraude fue de 885 euros. En cuanto al impacto económico, la aseguradora estima que este tipo de prácticas encarece las primas de seguros de coche un 16%: unos 38 euros.

El seguro de coches, al ser el más generalizado en España, acapara el 75% de los intentos de estafa. El resto se concentra fundamentalmente en los seguros de hogar. En la mayor parte de los casos (72%), es el propio asegurado el que intenta engañar a la compañía.

Uno de los problemas más graves que existen a la hora de combatir el fraude es la escasa concienciación que existe al respecto. De acuerdo con una encuesta realizada por Línea Directa, el 10% de los conductores reconoce haber engañado al seguro alguna vez y el 33% no lo considera especialmente grave. Además, el 30% asegura que participaría en este tipo de estafas si tuivera la seguridad de quedar impune.

Bandas organizadas

Una de las estafas más espectaculares detectadas durante este año ha sido el conocido como el 'caso Aleta': una banda organizada que importaba vehículos de gama alta en Alemania y, tras destrozarlos con la pala de una retroexcabadora, los tiraban en un punto negro de las carreteras españolas y reclamaban una indemnización por siniestro total

La Guardia Civil detuvo a 50 personas implicadas en el fraude, entre las que había importadores, peritos, mecánicos... En algunas ocasiones utilizaban un mismo coche hasta en cuatro ocasiones, cambiando de compañía aseguradora, y llegando a cobrar 140.000 euros de indemnizaciones.

Normas